LA BUFADORA

Divide discusión sobre aborto

Por El Mosquito
sábado, 9 de marzo de 2019 · 00:14

La “marea verde” se instaló unos minutos en el recinto del Senado.

Encima de cada uno de los 128 escaños alguien colocó un pañuelo de ese mismo color, con la consigna “Aborto libre, seguro y gratuito. AbortoLegalYa”. Sin embargo, no a todos los presentes les gustó el distintivo y por el contrario, provocó una discusión.

Lilly Téllez, senadora de Morena por Sonora, protestó en plena sesión por su distribución.

“El aborto es un asesinato”, sentenció.

De pie, reclamó a la bancada de Movimiento Ciudadano -en específico a Patricia Mercado- por haber colocado la prenda en todos los lugares, aunque más tarde la senadora emecista aclararía que activistas del movimiento feminista lo habían hecho.

“La senadora (Indira) Kempis y yo les abrimos la puerta, eso sí.”, acotó.

A la legisladora sonorense no le cayó bien el pañuelo que promueve la despenalización del aborto y ofuscada lo expresó a sus compañeras.

“Patricia Mercado hace que otras mujeres y otros ciudadanos piensen que yo apoyo el aborto, cuando estoy en contra”, atajó.

Además, destacó que respaldaba la resolución tomada la víspera en el Congreso de Nuevo León, para castigar con cárcel esta práctica.

Al momento de la discusión, en el Senado se votaba la concesión de la medalla ‘Elvia Carrillo Puerto’ a Consuelo Mejía Piñeiro, considerada una católica liberal, por lo que la senadora morenista Jesusa Rodríguez intervino y proclamó que pocas católicas son inteligentes.

“Celebro que a una mujer como María Consuelo Mejía -que además de ser católica es inteligente, cosa que no es muy común-, le estemos dando una medalla, una mujer brillante que ha salvado la vida de muchísimas otras mujeres”, expresó.

Enseguida, el senador priista Jorge Carlos Ramírez Marín pidió la palabra para encarar a la senadora y actriz.

“Yo soy católico, malo pero soy. Me considero inteligente y que haga alguien diga que no es compatible la inteligencia y la fe católica, me ofende y ofende a muchos católicos que ni siquiera están presentes para defenderse”.

Pero la discusión no paró allí. En su turno, Malú Micher, también de Morena, advirtió que no iba a permitir que les llamaran “asesinos” a los que predican con ideas propias.

Mientras, Citlalli Hernández Mora, otra morenista, dijo que le preocupaba que un pañuelo escandalizara más que la muerte misma. “No somos representantes de la muerte”, objetó.

Por el PAN, la senadora Xóchitl Gálvez agradeció que se respetara su derecho a disentir. Mientras que Noemí Reynoso, de la misma bancada, exigió “respeto para los que defienden la vida”.

En tanto, Kenia López exhortó a la mesa directiva retirar del diario de los debates la expresión de Jesusa Rodríguez

Finalmente, antes de que Martí Batres apurara la votación del dictamen, la morenista Margarita Valdez -médico de profesión-- advirtió que conocía de primera mano todo tipo de casos y que no iba a oponerse a los derechos de todas las mujeres.

¿Contradicción?
El senador Eruviel Ávila también abonó al debate al proponer modificar el Artículo 1° para incorporar el derecho a la vida desde la concepción. Sin embargo, planteó que en el artículo 22 se prohíba el encarcelamiento de mujeres que aborten.

El priista aclaró que presentaba la iniciativa “con la camiseta de un ciudadano que busca contribuir a que todos vivamos en un México que respeta la vida”.

Acusa de trucar su imagen
El ex presidente del PRI, Enrique Ochoa, aseguró que la imagen en la que su rostro aparece de cabeza es una acción del ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, para llamar la atención de cara al proceso interno en el que el tricolor renovará su dirigencia.

“Sus acciones son gritos desesperados por llamar la atención y buscar aparecer en una contienda que antes de comenzar, ya la tiene pedida. Seré breve: Ulises Ruiz grita para ver si alguien lo calla”, señaló que actual diputado priista.

Hace dos días, circuló una imagen atribuida a José Ramón Martel, en la que la imagen de Ochoa, ubicada en el salón Presidentes de la sede nacional del tricolor, aparece de cabeza.

En respuesta, Ochoa dijo que Ruiz se puede dedicar a desacomodar cuadros, pero nunca será presidente nacional del PRI.

“Quizás se pueda dedicar los próximos años a desacomodar cuadros, cajones, a tratar de limpiar su mala imagen, o a pedir sin base, ni éxito expulsiones, pero una cosa es cierta: nunca será presidente nacional del PRI”, reiteró.

El ex director de la Comisión Federal de Electricidad marcó su distancia del ex mandatario oaxaqueño.

“Confieso que me encanta representar tanto política como personalmente, lo opuesto a gente como Ulises Ruiz”, expresó.

Comentarios