DESDE EL VIGÍA

Viejo sindicalismo

Por Editorial El Vigía
viernes, 12 de abril de 2019 · 00:00

Viejas centrales sindicales llegan débiles a los cambios que anticipa la reforma laboral.

En el primer bimestre de 2019, la CTM, la central más grande del Congreso del Trabajo, llevaba registrados 421 contratos colectivos, contra 516 del mismo periodo de 2018, según estadísticas de la Secretaría del Trabajo.

En tanto, sindicatos independientes o fuera del Congreso del Trabajo ya habían sumado 525 contratos, contra 254 del año pasado.

CROC y CROM, también del Congreso del Trabajo, tenían en el primer bimestre 189 y 36 registros, respectivamente.

Según expertos y Coparmex, con la aprobación de la reforma a la LFT se disputarán afiliaciones a grandes centrales.

“Es un desafío para todo el gremio representativo de los trabajadores, el que se publicite este derecho contemplado en el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, de sindicalizarse, a no sindicalizarse y en su momento si un trabajador está sindicalizado, tendrá derecho a desafiliarse sin consecuencias.

“Es un reto para todos los organismos de estar más cerca a sus afiliados, para hacerles ver que la representación tiene beneficios y si no tienen esa cercanía con los trabajadores es probable que se desincentive la sindicación”, consideró Lorenzo Roel, presidente de la Comisión del Trabajo de Coparmex.

Opinó que la afiliación sindical va a la baja porque los trabajadores prefieren acordar condiciones de trabajo a través de las áreas especializadas de Recursos Humanos.

Antes de que se aprueben los cambios legislativos, ya se empiezan a reportar movimientos en el mundo sindical.

Por ejemplo el surgimiento de la Confederación Internacional de Trabajadores, encabezada por Napoleón Gómez Urrutia o la creación de Petromex, sindicato que tienen en la mira pelear la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo, del Sindicato Petrolero a Carlos Romero Deschamps.

Pablo Franco, experto en negociaciones colectivas y abogado de Petromex, opinó que si bien la Confederación de Trabajadores de México siguen teniendo contratos colectivos, muchos son de protección, es decir, aquellos que no representan a los trabajadores.

Ricardo Martínez, abogado laboral, comentó que los grandes sindicatos no están preparados para los cambios.

“Como muchos años se han dedicado a la política, a la cuestión de la protección, creo que van a tener que hacer todo un esfuerzo por cambiar y van a tener que buscar una nueva cultura laboral”, subrayó.

Fuente: Agencia Reforma
 

Comentarios