AJEDREZ PÚBLICO

En el ojo del vecino

Por Alfonso Torres Chávez
lunes, 15 de abril de 2019 · 00:00

Ensenada, B. C.

Con las calles de la ciudad hechas un desastre uno se pregunta: ¿dónde está el dinero de las contribuciones?

No es un secreto que el Ayuntamiento de Ensenada ya ha sufrido embates jurídicos por personas que han caído en los baches y pierden o dañan sus autos.

Las cosas en materia urbana están tan mal en Ensenada, que uno se cuestiona quiénes serán los responsables de estos problemas.

Con calles como las que tenemos vale la pena cuestionarse por qué algunas personas se niegan a pagar impuestos.

Confieso para mis adentros que a veces lo he pensado, pero luego me entra la conciencia civil y no hay de otra que apoquinar la marmaja.

Si uno ve las calles, los puentes, los programas de ayuda social, las investigaciones -como el asesinato de Colosio que ahora está tan en boga por sus 25 años-, todo eso es algo que destina recursos, pero no vemos el reflejo del resultado.

Sería bueno que para exigir resultados se empezaran a ver calles arreglas y hasta las coladeras, porque por allí hay una demanda contra el municipio por una persona que cayó en un agujero producto de que empleados municipales dejaron abierta una coladera.

Temas como estos son preocupantes si se piensa que existen los recursos públicos para el buen funcionamiento de las ciudades.

Y este es un tema que afecta a cualquier estado y cualquier municipio del país.

No se puede negar que a veces los dineros públicos son mal invertidos, o que esas inversiones no reditúan directamente en beneficio de la gente. Pero eso no significa que no se puedan hacer las cosas.

Con las cantidades de dinero que se recaudan se puede y bien. Hay cosas que sí funcionan. Lo único que falta es voluntad.

El Estado puede gastar de forma eficiente los recursos. De eso se trata. Esa es la clave de todo.

alfonsotorr@gmail.com
 

Comentarios