ATERRIZAJES

A los tres días

Por Adán Echeverría
martes, 23 de abril de 2019 · 00:00
La Resurrección es la única celebración válida de la Iglesia Católica y de todo el Mundo Cristiano. Recordar y tener siempre presente la posibilidad de salir adelante, incluso de la muerte. No es la golpiza sobre Cristo, sino saber que Cristo está vivo y venció la muerte.

Espero que la niñez y juventud de los millones de cristianos que habitan este planeta sean educados en la posibilidad de la Trascendencia; en vez de seguir moqueando, lloriqueando, dándose de golpes con la crucifixión y con todo el drama que durante más de dos mil años han celebrado, gustosos, alienados por la violencia y el sufrimiento. Violencia y sufrimiento que continuamente siguen viendo como parte natural de la vida.

A quienes son educados en clavos en las manos, coronas de espinas y hay que cargar tu cruz, los días de paz, serenidad y tranquilidad terminan por no parecerles reales. Para esas personas es necesario alejar la felicidad, no intentar siquiera perseguirla. Solo saben de heridas, lamentaciones y dramas. Y por ello les es fácil aceptar tanta sangre derramada a su alrededor. Con el viejo cuento de Bienaventurados los pobres, sus ideales de perseguir las oportunidades se ven truncadas. Es como si les grabarán en la carne, desde su nacimiento: No puedes perseguir la riqueza, no puedes evitar el drama, no puedes ser más que carne de cañón, naciste para sufrir en este Valle de Lágrimas. Y ese Valle de Lágrimas se llama Minatitlán, se llama Ayotzinapa, se llama Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Tierra Caliente, Tamaulipas, Guerrero, Guanajuato, la Ciudad de México. Todo es un valle de lágrimas en el que es necesario sufrir, ser asaltado, ser violado, asesinado, ultrajado, torturado, ignorado por los gobiernos.

Cuando durante más de 2 mil años, a todo el mundo cristiano se les ha educado para ser unos sufrientes, pues no se les puede hacer entender que tienen derecho a vivir bien, a mejorar su calidad de vida. No se les ha enseñado que no tienen que agacharse ante ningún gobernante, ante ningún gobierno.

Hoy, más que nunca, los zapatos de Andrés están manchados de sangre, de ahí que las redes hagan escándalo porque siempre están sucios. Están sucios porque sucia está su alma. Porque es otro que siempre dirá Primero los Pobres, porque sigue viendo pobres a su alrededor, porque los pobres votan con mayor facilidad por él y los suyos. Ahora ya es una realidad que este primer trimestre de 2019 (enero, febrero y marzo) es el trimestre más violento de la historia del México moderno. Estamos hablando que, desde la Guerra de los Cristeros, no se había dado un inicio de año tan violento. Y esto ya es historia.

¿Y cómo no?
Cuando dices que No se Perseguirá más a los Cárteles de la Droga. Cuando dices que No se Perseguirá a Peña Nieto ni a Felipe Calderón ni a Fox ni a todos sus colaboradores que abrieron las puertas a la violencia e hicieron tratos y negocios con los Narcos, arroparon a sus hijos y parientes dentro de los Partidos Políticos y les entregaron puestos de gobierno. Cuando dices que el Ejército Mexicano y la Marina no están coludidos con los Cárteles de la Droga, y les das más poder. Entonces tienes como resultado que el Primer Trimestre de tu Sexenio sea el más Violento de la Historia Contemporánea de México. Porque cierras los ojos a la realidad de este país. Un país destruido de la mano de todos los partidos políticos mexicanos, de los cuáles Andrés es apenas una Criatura más.

Es hora de recapacitar y atender verdaderamente el problema de la violencia en México. Pero la verdad es que no creo que tú, Andrés Primero, lo vayas a hacer. Ni a los tres días resucitarás, ni a los tres meses comprenderás que eres responsable de la falla en la Seguridad que los mexicanos necesitan.

Comentarios