LA BRÚJULA

Perfiles y honestidad vs personas distinguidas

Por Heberto J. Peterson Legrand
lunes, 8 de abril de 2019 · 00:00

A los candidatos que acaban de iniciar sus campañas políticas es importante que den a conocer lo más pronto posible los nombres de quienes integraran sus equipos, ya que los ciudadanos queremos emitir un voto bien informado, razonado, y tener los elementos ciertos para en un momento poder hacer sentir nuestro modo de pensar y propositivamente poder exigir.

Ya hemos vivido por demasiados años el incontrovertido hecho de ser testigos de que los candidatos, ya sea por “compromisos políticos” por amiguismo u otras razones suman como parte de su equipo a personas no porque tengan el perfil requerido para el puesto, sino porque ante los ojos de la sociedad son ciudadanos distinguidos o muy distinguidos y reconocidos por su interés y espíritu de servicio, más sin embargo, no están capacitados para el puesto que se requiere.

Debemos contar también con candidatos que tengan perfectamente claro que el modelo democrático en que se supone estamos inmersos tengan muy claro la separación de poderes y entender que el gobierno lo integran no sólo el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial y la Constitución deja claro los límites de cada uno.

No queremos comparsas del Poder Ejecutivo y sí legisladores con un profundo sentido de responsabilidad para decidir con cara a la nación que rumbo le van a dar al país buscando siempre el bienestar y el bien ser de los mexicanos.

Un país donde se tiene al frente de él a presidentes, Secretarios o funcionarios que tienen la ceguera de creer que en el país no hay nada bueno y que todo se ha hecho mal es verdaderamente preocupante, por ello carecemos de la cultura de la continuidad de lo bueno de lo que vale la pena seguir construyendo.

Qué bueno que en un país existan ciudadanos distinguidos, pero la realidad es que existen muchos que verdaderamente son ciudadanos distinguidos, que se la juegan por México, sus Estados o municipios pero viven en el anonimato por voluntad propia o porque “Están en el lado equivocado”…. en un determinado momento…

Volviendo a los candidatos, nuestro país por “decreto verbal” descalifico al neoliberalismo, la democracia no es más que una pieza retórica y la nueva forma de hacer política es el populismo que nos lleva a un nacionalismo exacerbado que se nutre polarizando a la sociedad, dándole la espalda y tomando las decisiones ignorándola y etiquetando a quienes piensan diferentes no como contendientes sino como enemigos.

Ya lo global nos pega más cada día, hay asimetría entre los países y el poderoso quiere imponerse sobre el más débil y ello urge tener en el campo de operadores políticos y en la diplomacia personas con muy vasta experiencia y que tengan el perfil para desempeñarse bien.

Me dio mucho gusto escuchar y ver la entrevista que por televisión le hicieron al Lic. Gustavo de Hoyos Walther que fue muy diáfano, contundente y preciso en su postura como el buen líder que hasta hoy ha demostrado ser.
 

Comentarios