LA BUFADORA

BUFADORA

Por: El Mosquito
lunes, 10 de junio de 2019 · 00:00

Este lunes México pudo amanecer con un 5% de arancel a todas sus mercancías exportadas a Estados Unidos y no fue así. Punto para México.

Estados Unidos había sido amenazado por México de abrir la puerta a todos los refugiados de Centroamérica que buscaran asilo en la unión americana. A partir de este lunes, no será así. Punto para Estados Unidos.

Esos son los dos ejes de lo que ocurrió en las negociaciones llevadas a cabo por las misiones mexicana y estadounidense el fin de semana pasado.

Si usted lee a los simpatizantes de López Obrador estará de acuerdo que celebran, y si lee a los que no simpatizan con el presidente estará de acuerdo que lo cuestionan por ese acuerdo.

Para nadie es bueno negociar con la espada sobre el cuello, tal como la blandía el gobierno norteamericano sobre México al amenazar con aplicar el 5, 10, 15, 20 y llegar hasta el 25% de aranceles a todos los productos made in México.

Pero es que México se la puso antes a Donald Trump. El gobierno mexicano había suscrito un acuerdo con Estados Unidos para abordar las causas de fondo de la migración centroamericana y desarrollar un plan de infraestructura en esos países que desalentaran a las familias salir de sus países de origen, principalmente Nicaragua, Salvador y Honduras.

Mientras el gobierno norteamericano no respondió, México abrió sus fronteras del sur del país e ingresaron a nuestro país más migrantes centroamericanos como nunca en la historia, mismos que llegaron a esta frontera norte y provocaron el intento de cruce ilegal más numeroso que se tenga memoria. Esa espada puso México sobre el cuello de los norteamericanos. O cumples, o dejo abierta la frontera sur.

Sólo por eso lo de este fin de semana fue una victoria para el gobierno mexicano.

No habrá aranceles y sí habrá acuerdo para Centroamérica.

Ruiz Uribe, bajo perfil
A propósito de la 4T, el encargado de la organización del evento del sábado pasado en Tijuana, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, coordinador de los programas federales en Baja California, dialogó de cerca y durante varios minutos con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se mostraba por demás satisfecho con la concurrencia al acto de Unidad y de la Dignidad, como se denominó la convocatoria a todos los poderes y liderazgos del país en la calle Segunda y Constitución, donde según el propio delegado federal, acudieron unas 35 mil almas.

Lo cierto es que la diversidad de los visitantes, y de oradores en el templete, sí dejó ese ánimo de que por México todos, independientemente de las filiaciones políticas, gesto que pocas se ven en el país, salvo cuando el villano es extranjero.

Ruiz Uribe, habrá que decirlo, sustituto del ingeniero Jaime Bonilla Valdez como representante del gobierno mexicano en Baja California, había mantenido un bajo perfil en actividades públicas. Se sabe que participa en las reuniones diarias sobre seguridad y mantiene contacto permanente con los funcionarios representantes de dependencias del gobierno federal -que ya no son delegados-, pero este viene a ser el evento de mayor exposición hasta ahora, y con el reconocimiento del presidente de la república.

Organizado, concurrido y pacífico el evento al que acudieron gobernadores, senadores, diputados, alcaldes y funcionarios de los tres órdenes de gobierno, con una cobertura mediática nacional y regional. Un primer evento en el que el encargado del gobierno federal en Baja California muestra el músculo.

La comezón
Otro que se vio en las redes posando al lado del presidente fue el alcalde de Ensenada, Marco Antonio Novelo Osuna, quien atendió el llamado de López Obrador al acto al que también acudieron gobernadores de todo el país de extracción priista, panista y de Morena.

La foto causó comezón en algunos políticos, en particular de independientes y del PRI, que le cuestionan al edil que se hubiese acercado al mandatario.

Poca memoria y menos estabilidad emocional la que muestran, porque en primera se trata del presidente de la república, y en segunda, no una, sino muchas veces el presidente municipal de Ensenada ha participado en eventos públicos y privados -con una sólida amistad de por medio incluso- con el gobernador, Francisco Vega de la Madrid, de extracción panista.

¿Qué extrañas emociones se anidan en quienes no entienden la convivencia de los tres órdenes de gobierno?

Por si fuera poco, su hermano, sí, su hermano Gerardo, es senador por la Coalición Juntos Haremos Historia que encabezó Morena.

Toc toc… ¿hay alguien ahí?

Carlos Arvizu Barragán
Ayer murió don Carlos Arvizu Barragán, un bajacaliforniano de reconocida capacidad en las finanzas públicas en el Gobierno de Baja California durante el periodo de Milton Castellanos Everardo como gobernador (1970-1977), luego lo fue del gobierno estatal de Jalisco.

Don Carlos, padre del empresario ensenadense, oriundo de Mexicali, Rommel Arvizu Rashid, quien fue delegado de Profeco y hoy administra una concesión de radio FM en Ensenada, la 92.9 FM, deja tras suyo una historia de talento y aportación al estado de Baja California.

A propósito, describe el colega Enrique Sánchez Díaz de Tijuana, en una de sus leídas columnas del portal de noticias AFN de Dora Elena Cortez Juárez, que “el secretario estatal de finanzas Carlos Arvizu Barragán impuso un sistema de fiscalización apegado a la ley, pues era común aceptar las declaraciones de impuestos como las presentaban los causantes, o bien, se acostumbraba a negociar el monto estimado”. Descanse en paz.
 

Comentarios