DESDE EL VIGÍA

Preocupa la frontera sur

Por Editorial El Vigía
miércoles, 12 de junio de 2019 · 00:00
Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, advirtió que es preocupante el envío de la Guardia Nacional a la frontera sur, porque es una institución apenas en ciernes, cuyos integrantes no han recibido la capacitación adecuada.

“Yo confío en que quienes vayan lo van a hacer porque son patriotas y porque creen en México y porque obedecen a lo que el Ejecutivo les manda, pero la verdad es que una institución requiere de un proceso de construcción”, expresó.

“Y de nuevo estamos mandando a una institución absolutamente incapaz de ser institución, porque no se le ha dado el tiempo, a hacer algo para lo cual entre otras cosas no están (capacitados), ni siquiera está claro qué es lo que van hacer”.

Rivas observó que la nueva fuerza de seguridad adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana no sólo carece de un sólido programa de capacitación, sino también de una política de homologación entre marinos, militares y policías federales.

“A mí me preocupa que ya vamos a mandar seis mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera cuando no hay un programa de capacitación, cuando no hay una mística de la Guardia Nacional”, expresó.

“No pudo haber surgido una estrategia en un fin de semana, me parecería verdaderamente para premio Nobel, no creo que exista una claridad en realidad sobre qué estamos haciendo”.

Durante la presentación de un informe sobre el gasto en seguridad, el activista consideró que el despliegue de seis mil elementos en la frontera sur, como parte de una serie de acuerdos migratorios con Estados Unidos, es un ejemplo de una crisis autogenerada.

Rivas advirtió una absoluta inconsistencia en el concepto de migración incluido en el Plan Nacional de Desarrollo y la Estrategia Nacional de Seguridad, pues mientras el primero lo aborda con un enfoque de protección, dijo, el segundo criminaliza.

“¿Cuál es el problema? que para empezar no sabemos ni siquiera qué es lo que pensamos acerca del migrante y cuál es la política que vamos a tener”, comentó.

“Y peor aún, cuando ni siquiera hay indicadores de desempeño y de resultado para establecer, o por lo menos no los han querido hacer públicos, para entender qué sí es un buen resultado y qué es un mal resultado”.

Fuente: Agencia Reforma

Comentarios