FORO AGRARIO

Agua para Tijuana, Tecate, Rosarito y Ensenada

Por Reynaldo Magaña*
sábado, 20 de julio de 2019 · 00:00

El bosque de la Sierra de Juárez, en Baja California, desde el poblado de la Rumorosa y El Hongo, en la parte norte, extendiéndose hasta diez kilómetros antes del Valle de Ojos Negros aproximadamente, es el proveedor de agua para las ciudades de Tecate, Tijuana, Playas de Rosarito y Ensenada, gracias a la masa forestal que ahí existe. Su clasificación de bosque templado frío, tiene la característica de ser fábrica de agua, esto es, capta la poca o mucha eventualmente, precipitación pluvial, produciéndose efecto de “esponja” y filtrándola gradualmente al subsuelo, generando arroyos que abastecen a las ciudades noroccidentales de la entidad.

La península en general, se encuadra en el desierto y semidesierto, lo cual dificulta la disponibilidad de agua. La existencia del río Colorado, con la infraestructura existente, asegura en gran medida el suministro de agua en esta parte del Estado, sin embargo, el acueducto del río Colorado no es suficiente, es necesario extraer agua del subsuelo y las presas, para complementar el requerimiento de la población de las ciudades; desde luego, aunque redundante, es prudente comentarlo, presas y subsuelo se abastecen precisamente de las filtraciones y arroyos de la montaña.

Con esta premisa, es obligada la reflexión: Qué hace el Gobierno y qué hacemos los ciudadanos para la conservación del bosque; sólo tenemos dos, el de la Sierra de San Pedro Mártir y el de Sierra de Juárez. Aquel es básicamente parque nacional en una extensión de sesenta mil hectáreas y adicionalmente cuatro mil que pertenecen al ejido El Bramadero, el otro tiene una cobertura arbórea aproximada de treinta y dos mil hectáreas, cuyos propietarios son ejidatarios de los núcleos agrarios Dr. Aubanel Vallejo, José María Pino Suárez, Cordilleras Molina, Sierra de Juárez y Laguna de Hanson.

Los buenos deseos y las loas para la conservación no son suficientes, deben ejecutarse acciones eficaces en este sentido. El Gobierno, con políticas públicas que aseguren la conservación; el pago por servicios ambientales hidrológicos es necesario, para comprometer legalmente a los dueños de esos terrenos a la preservación de la masa forestal.

La definición de este programa se encuentra en los estudios y publicaciones del Instituto Nacional de Ecología, consiste esencialmente en el pago (por hectárea) que se hace al propietario de un terreno con estas características para que lo preserve, comprometiéndose a no talar, ni disminuir la capa vegetal. El Gobierno del Estado debería tomar en sus manos estas acciones, además de administrar un intenso programa de represas para retener agua en la montaña, reforestaciones, prevención de incendios forestales y brigadas de vigilantes forestales, con facultades para inspeccionar y detener a posibles predadores de recursos forestales.

El robo hormiga de flora y fauna es grave, es momento de intervenir para terminar con la deforestación que a la postre repercutirá en escasez grave de agua para las ciudades de Baja California. Si esto decimos para el Gobierno, cuál es la parte que corresponde a los ciudadanos, a esos que permanentemente expresamos que la naturaleza es buena, que debe conservarse, pero que nos limitamos a decirlo para que otros lo hagan y no movemos un dedo para hacerlo nosotros.

Debe considerarse la posibilidad de que cada usuario de agua potable en las ciudades beneficiadas por la montaña, aporten una pequeña cantidad de dinero en su recibo del agua, similar a lo que se hace para la Cruz Roja; si esto no convence, entonces pedir al Gobierno que lo haga, que se considere prioritario incorporar al presupuesto de egresos una partida suficiente para un amplio programa de conservación de la montaña: Pago por Servicios Ambientales Hidrológicos. Nuestros hijos y las generaciones que vienen lo agradecerán. Cada quien es responsable del momento histórico que le toca vivir, el nuestro es hoy, aquí.

*El autor es abogado especialista en derecho agrario

Twitter: @ReyMagaa
Facebook: Rey Magaña
Correo: reyconosil@gmail.com

Comentarios