DESDE EL VIGÍA

Ni tan mal, ni tan bien

Por Editorial El Vigía
martes, 13 de agosto de 2019 · 00:00

La narrativa sobre el desempeño económico del país y las condiciones de inversión se deben ajustar, afirmó Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“No estamos tan mal como yo oigo o leo en la redes sociales, y tampoco estamos tan bien como a veces nos dice la autoridad que vamos”, acotó.

Consideró que el trabajo de Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia, ha dado confianza a los grupos de empresarios con los que se ha reunido; sin embargo, el mensaje se queda sólo entre quienes participan en los encuentros.

“Todos salen de las reuniones enormemente optimistas (...) Si eso está sucediendo en lo corto, yo estoy convencido que es un problema de narrativa”, mencionó.

“Si todo mundo empieza a decir que las cosas van mal, casi se vuelve una profecía autoinfligida; yo creo que el país tiene que tener una narrativa optimista, entusiasta”, dijo.

Salazar Lomelín reconoció que la economía del país está en desaceleración, que se percibe más agudo por el menor crecimiento respecto a EU, pero aún dista de una recesión.

“Siempre había habido una correlación entre el crecimiento de Estados Unidos y el de México (...) Este año, Estados Unidos crecerá 2.7 (por ciento), nosotros llegaremos a uno (por ciento) en el mejor de los escenarios, entonces esa es la oportunidad de quienes vemos estas variables, es perder una oportunidad”, expuso.

Señaló que es necesario que la inversión privada comience a transitar, pero para fomentarlas se requieren condiciones de certidumbre y respeto al Estado de Derecho.

Es necesario, aseguró, cohesión social para impulsar el desarrollo, con el fin de fomentar las inversiones y ofrecer tranquilidad a los participantes.

“A mí lo que más me preocupa es este encono social que estamos viviendo, del cual debemos salir; soy un convencido de que una sociedad necesita cohesión social para poder desarrollarse”, explicó.

Respecto a la incitativa de Coparmex de lanzar proyectos de nación a largo plazo, el titular del CCE expuso que es necesario recordar que las organizaciones empresariales pueden analizar, cuestionar y delinear condiciones de inversión pero no crear políticas públicas.

“Yo creo que las organizaciones empresariales debemos de ocuparnos y preocuparnos por lo público, pero nosotros no debemos ni podemos, ni es nuestro sentido, hacer política”, acotó.

Fuente: Agencia Reforma
 

Comentarios