LA VERDAD SEA DICHA

Armando Ayala Robles

Por Guillermo Hurtado Aviña
miércoles, 11 de septiembre de 2019 · 00:00
Armando es un hombre capaz, buen administrador, inteligente, buen amigo y por si todo esto fuera poco, es también nuestro próximo Presidente Municipal.

Todavía no asume el cargo y ya anda hecho la mocha, entrevistándose con personajes de la política nacional, con el fin de obtener la ayuda que Ensenada necesita para lograr una subsistencia decorosa, que le permita ser lo que todos queremos que sea. ¡Bien Armando!

Pero, el pero de siempre, deja entrever que está siguiendo el camino que han seguido otros presidentes con resultados negativos, es decir, que está buscando lograr satisfactores que si bien pueden ser importantes, no son los únicos que importan, y ese proceder lo puede alejar, como ha alejado a otros, de la encomienda que en forma precisa le señala al Ayuntamiento y, por supuesto, a su Presidente, el artículo 115 constitucional, consistente en alumbrar al Municipio; mantenerlo limpio; tener en perfecto estado sus calles y garantizar la seguridad de sus habitantes.

Casi ningún Presidente ha entendido que con solo cumplir con esas obligaciones, se coloca en la mente de sus conciudadanos como un personaje digno de recordarse como un bienhechor de su pueblo.

Si de esas obligaciones constitucionales, Armando logra deja funcionando perfectamente cuando menos dos, de manera que la administración siguiente pueda dedicarse a las otras dos, a partir de entonces Ensenada será reconocida como una ciudad ejemplar.

Hasta ahora solo ha mencionado la seguridad una sola vez y brevemente, y eso me hace pensar que Armando debe darle prioridad a esos servicios tratándolos más a fondo.

Para cumplir con esas obligaciones, resulta indispensable que Armando tenga colaboradores con capacidad probada, que no sean reciclados, porque esa clase de elementos ya dieron lo que tenían que dar; se necesitan nuevas caras de hombres y mujeres que tengan algo qué aportar, sin importar su filiación política. Seguramente Armando sabrá que uno de los mejores aciertos de Benito Juárez, fue el haber tenido el tino de escoger a sus colaboradores; Melchor Ocampo, Guillermo Prieto, Sebastián Lerdo de Tejada, entre otros, elementos que con su inteligencia le dieron luz a don Benito y lo hicieron ser quien es.

Se ha corrido el rumor de que le quieren imponer elementos que no son de Ensenada, cuestión que Armando no debe aceptar porque empezaría mal su trienio, y la buena imagen que ahora tiene podría empañarse. Ensenada no necesita que la vengan gobernar fuereños cual misioneros con carácter de encomenderos, pues aquí hay gente muy valiosa que ojalá Armando sepa encontrarla, para bien de su gobierno y de los ensenadenses.

Es muy importante que Armando pare ese desperdicio de dinero que se ha hecho y se sigue haciendo en esa tonta, por decirlo suave, dizque defensa del territorio de Ensenada, lo cual solo ha servido para que los gobiernos municipales se exhiban como unos ignorantes que no saben ni siquiera escoger a sus mal llamados defensores, que lo único que han logrado es que se hayan pagado por lo menos doce millones de pesos, y lo peor es que ni siquiera saben, ni los presidentes tampoco, a quién diablos se los pagaron. Soy uno de los muchos que piensan que ese dinero quedó en malas manos.

Armando, tienes todo para salir airoso de esta tarea, ten cuidado, ¿eh?

Comentarios