MUJER Y PODER

Inspector Covid en Ensenada

Por Natalia Vidales de Bitterlin*
sábado, 5 de diciembre de 2020 · 00:51

Hace un par de días escuchamos al alcalde de Ensenada, Armando Ayala, explicar las medidas emergentes que se aplicarán a partir de este fin de semana para evitar mayores contagios.
Fueron dos los principales puntos que, dijo, se implementarán. Pero en este espacio solo comentaremos sobre la estrategia de invitar al ciudadano a ser vigilante en los sitios públicos para denunciar a quien no cumpla con el protocolo de salud: sana distancia y uso de cubrebocas. Se promoverá la figura de Inspector Covid, informó el alcalde, para que la sociedad civil se involucre en esta problemática que a todos afecta.
Nos parece una muy buena la estrategia ya que es literalmente imposible que la autoridad cubra cada metro de la ciudad para detectar a quien ande esparciendo el virus. 
No hay recursos ni personal que alcancen para ello pero…. los ciudadanos sí podemos hacerlo y sin más “molestia” que sacar el celular, filmar o tomar fotografía y enviarla con los datos al celular que han proporcionado para la recepción de las denuncias.
Por ello, el exhorto del alcalde debería de atenderse ipso facto y la población mantener los ojos bien abiertos para detectar dónde están los focos rojos, congestionamientos y aglomeraciones que han continuado, como si ya estuviéramos libres del mortal virus. 
Las personas sin cubrebocas en la calle y en lugares públicos y quienes no han respetado la sana distancia, han propiciado el rebote de una manera alarmante, tanto así que se está a punto de poner el semáforo en rojo. 
Por ello, se aplaude esta disposición pero, además Mujer y Poder propone a los diputados de Baja California hacer lo que ya se ha hecho en varios estados del país: aprobar el uso obligatorio de cubre bocas en espacios públicos, locales comerciales, industriales o de servicio y, sobre todo, en el transporte público. 
Por ley -ya que no lo hizo por conciencia- el ciudadano debería guardar los protocolos pero dado que no lo hace por responsabilidad…que lo haga por obligatoriedad de las autoridades. 
Solo así podrá detenerse el contagio efectivamente y evitar que el semáforo pase del Naranja al Rojo, con todo lo que ello conlleva, dañando no solo al irresponsable sino a toda la población a quien también se le aplican las restricciones.
El documento legislativo recién aprobado en Sonora, por ponerlo de ejemplo, ha puesto especial énfasis en el transporte público e indica que los choferes podrán negar el servicio a quien no use cubre boca; además, las unidades deberán contar con gel antibacterial con al menos 70 por ciento de alcohol y deberá ser desinfectada cada vez que termine cada ruta, según lo establece el artículo 8 de la nueva ley.  
Igual disposición es para lugares como taquerías, restaurantes, bares, y cualquier lugar público, lo que nos parece excelente. Aunque de inicio el Congreso no estableció multas, sí dispone que la autoridad apoye a quien denuncie el incumplimiento, con detención y multa en base a los reglamentos de policía y buen gobierno. 
Lo mismo pudiera hacerse aquí en Ensenada. Con ello y con la denuncia ciudadana que solicita Armando Ayala… se podrían evitar más contagios. El compromiso es, sin duda, de todos.

*Directora de la Revista Mujer y Poder. Periodista sonorense desde hace 40 años mujerypoder05@yahoo.com.mx
Whats. 662 144-14-40.

Comentarios