BENCHMARK

Trabajar desde casa

Por Jorge A. Meléndez Ruiz
martes, 31 de marzo de 2020 · 00:00

“Creo que lo más importante es no cambiar tu rutina. Es fácil distraerse estando en casa. En lugar de trabajar 8 horas, trabajas 12 y te pones a ver Netflix 4 horas. Evita eso”.

Sabio consejo de mi hija Eli, que lleva un mes haciendo “home office” (HO) para la startup en la que trabaja en San Francisco.

El trabajo es una de las tantas cosas que ha afectado el Covid-19. En muchos países ya se ha decretado una cuarentena forzosa... y en otros muchas empresas optan por HO para proteger a sus empleados (y a la compañía misma).

¿Cómo trabajar bien desde casa? Empecemos por lo básico:

1. Dividir el trabajo en objetivos calendarizados y específicos. Metas diarias precisas. Algo que es más fácil en ciertas actividades. Por ejemplo, mis hijos Daniel (Google en SF) y Jorge (Nemak) son programadores. Ahí se pueden fijar objetivos medibles. En otras chambas es más difícil. Esta tarea es de los jefes: programas claros para cada empleado que haga HO.

2. Comunicar eficientemente. Juntas bien planeadas, porque es un mayor reto realizarlas remotamente. Las personas correctas, la agenda bien definida y objetivos medibles. Hay muchas opciones para realizar audio o video juntas. Zoom es popular y sencilla de utilizar.

3. Herramientas de trabajo. Los empleados deben de contar con los programas necesarios para hacer su trabajo desde casa. OJO con el software propietario. Puede ser una barrera para un HO eficiente. Si lo tienes en tu empresa, requerirás puentes para usarlo remotamente.

Tres puntos básicos importantes, pero falta. Quedarse en casa todo el tiempo es pesado y hasta puede tener consecuencias sicológicas. Para evitarlas hay tips muy interesantes.

Por ejemplo, en Google (era de esperarse) les hicieron un sitio con consejos prácticos divididos por tópicos. Te comparto algunos que me platicó mi hijo Daniel:

*Tener cuidado con el aislamiento social. Aun estando en casa hay que socializar. Juntas breves en el día para mantener el contacto con tu equipo.

*Planear breaks cortos en el día. Para no presionarte y bajar el estrés. Separar una hora diaria para comer.

*Es importante que tu equipo siga comunicado. Se puede organizar un chat diario para simular el contacto normal que se tiene en la oficina.

*Planear el día y discutirlo con tu familia. Ah, y alinea tu plan con tu jefe y equipo.

*Tener un lugar de trabajo adecuado: silla cómoda, bien iluminado, si se puede un escritorio, etc. Vístete como si fueras a trabajar. Olvida eso de quedarte en pijamas. Seguir la rutina diaria de la forma más normal posible.

*Mantenerse conectado y sentirse conectado. OJO: usa videocámara en las juntas. Ver a las personas hace diferencia.

*Que siga la colaboración. Sobrecomunica, sigue relacionándote con la gente. Da retroalimentación activa.

*La estabilidad mental es clave. Date tiempo para leer. Sal a pasear de vez en cuando si te sientes cómodo haciéndolo. Claro, siguiendo los consejos para evitar el contagio.

Buenísimos. Veamos otras perspectivas. Por ejemplo, tres recomendaciones de GitLabs, una empresa valuada en $2,750 millones de dólares que tiene 850 empleados en 55 países. Y donde toditos trabajan remotamente. Según un artículo de Inc:

a) Priorizar resultados y no horas trabajadas.

b) Documentar todo. Facilita coordinación remota.
c) Usar retos del trabajo remoto como oportunidades para aprender.

Finalmente, algunos tips de un artículo reciente de PcMag que me gustaron: define reglas de convivencia con los que viven contigo, pide (a tu empresa) lo que necesites, toma vacaciones (si te tocan), disfruta los beneficios de estar en casa, mantén una actitud positiva y encuentra la fórmula que funciona para ti... ¡y repítela!

Ojalá te sirvan estos consejos. Hay que adaptarnos a la nueva realidad. Cuando hay limones, hay que hacer limonada.

Posdata
Los seguros de gastos médicos y los hospitales privados existen porque el sistema público por el que pagamos impuestos es muy malo. Y se pagan para usarse en emergencias. Ahora en la máxima emergencia quizá no se puedan usar. Ante el desastre del sistema público de salud la 4T ya les echó el ojo. Esto es muy preocupante.

En pocas palabras...

“El secreto de tu éxito es tu agenda diaria”.

John C. Maxwell, autor estadounidense.

benchmark@reforma.com

Twitter: @jorgemelendez
 

Comentarios