LA BUFADORA

BUFADORA

Por El Mosquito
lunes, 29 de junio de 2020 · 00:00

A contracorriente de las críticas por el viaje del presidente Andrés Manuel López Obrador a Washington para reunirse con Donald Trump, el senador Dante Delgado lo consideró una buena señal para los inversionistas de México y Estados Unidos.

Sin embargo, el coordinador de los senadores de Movimiento Ciudadano consideró que también debe tener un encuentro con Nancy Pelosi, la líder de los demócratas en el Congreso de EU, y con empresarios y gobernadores mexicanos.

“Presidente López Obrador: su visita a Washington es una buena señal para inversionistas de EU y México”, publicó en su cuenta de Twitter.

“Respetuosamente, sugiero complementarlo allá reuniéndose con la líder del Congreso, y acá mediante encuentros cordiales con sectores productivos y gobernadores. #TMEC”.

Protección a periodistas
La reactivación del sistema estatal de protección a periodistas y defensores de los derechos humanos en Baja California, bajo la responsabilidad de la subsecretaria de Derechos Humanos del Estado, Rocío López Gorosave, sesionará de manera regular según uno de los primeros acuerdos a los que se llegaron la semana pasada en la sesión de instalación.

Sin embargo, dicho sistema sólo funcionará con la participación efectiva de quienes sí ejercen el periodismo con base en lo que establece la ley, porque su propósito es garantizar la libertad de expresión y prevenir actos que atenten contra la integridad física de los comunicadores y sus familias por el ejercicio de su oficio.

Si bien la voluntad política del gobierno en turno es importante para que las cosas avancen y cambien para mejorar, también es cierto que se requiere del involucramiento del gremio periodístico cuya función es de trascendencia. La propuesta de contar con un padrón depurado que contemple sólo a quienes ejercen y viven del periodismo, colegiados e independientes, es el primer paso para desmarcarse de aquellos que se ostentan como tales pero tienen otros fines muy ajenos al de informar con apego a la verdad.

Alianza de nueve
El bloque de los gobernadores de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, que surgió ante la pandemia de Covid-19, llegó a nueve integrantes al sumarse el mandatario de Chihuahua, el panista Javier Corral, y adoptó el nombre de Alianza Federalista.

Los gobernadores de diferentes corrientes políticas tuvieron el viernes pasado su reunión 14 en Tampico, Tamaulipas, y en una conferencia de prensa virtual indicaron que enviaron una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el texto, el tercero que mandan, piden que el tabasqueño los reciba para exponerle demandas, principalmente relacionadas con necesidades económicas por la caída de participaciones e ingresos propios.

“Estamos en una situación muy crítica”, dijo el perredista Silvano Aureoles, de Michoacán, al leer la carta, en la que advierten de un problema de ingobernabilidad, por no tener recursos para los servicios para la población.

El 19 de marzo, en Monterrey, los gobernadores de Nuevo León, el independiente Jaime Rodríguez; de Tamaulipas, el panista Francisco García Cabeza de Vaca y de Coahuila, el priista Miguel Riquelme, iniciaron las reuniones.

Además de Corral y Aureoles, se adhirieron gradualmente los mandatarios de Durango, el panista José Rosas Aispuro; de Guanajuato, el también albiazul Diego Sinhue; de Jalisco, el emecista Enrique Alfaro, y de Colima, el tricolor Ignacio Peralta.

Los mandatarios anunciaron que también incorporarán la seguridad la agenda del grupo. El primer pronunciamiento al respecto fue un mensaje de solidaridad con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, tras el ataque a su jefe policiaco, pero inmediatamente después cuestionaron la reacción del presidente.

El panista Diego Sinhue, de Guanajuato, dijo que cuando hubo reacciones violentas en su entidad por operativos federales el mensaje de López Obrador fue que se había dejado crecer al crimen organizado.

“Se hace un linchamiento mediático hacia las autoridades locales por parte de algunos partidos políticos buscando sacar raja”, expresó.

“(El jueves) el presidente señalaba que lo que había pasado en Guanajuato es que se había dejado crecer el crimen organizado. Y hoy, ante este hecho lamentable (en la CDMX) la respuesta es: ‘Es porque está haciendo su trabajo’”, añadió.

Senadores vulnerables
Al menos 39 de los 128 senadores no podrían participar en los trabajos del periodo extraordinario convocado para actualizar el marco normativo del T-MEC en la modalidad presencial.

Ese grupo de legisladores no podría ocupar sus escaños, por sobrepasar los 60 años, según el oficio que la presidenta del Senado, Mónica Fernández, envió el jueves pasado a los coordinadores de los grupos parlamentarios.

“En relación con las acciones determinadas por la Presidencia de la Mesa Directiva del Senado de la República para la reanudación de actividades presenciales (...): No se incorporarán al trabajo presencial, hasta próximo aviso, las personas mayores de 60 años; las mujeres con niños menores menores de 10 años y/o con embarazo, y las personas con algún tipo de enfermedad de riesgo y/o con alguna discapacidad”, se lee en el oficio.

De acuerdo con registros oficiales, el rango de edades de ese grupo de senadores oscila de 60 a 80 años; hay un grupo de seis que tiene 61 años; otro, también de seis, con 66 años; dos de 75 y dos de 80.

Las normas para las sesiones presenciales también establecen que una parte del personal acudirá sólo cuando se le llame; se establecerán horarios escalonados, en su caso; el personal que no deba estar necesariamente en las instalaciones seguirá trabajando desde casa, a través de medios electrónicos, medios digitales, videollamadas, etc.
 

Comentarios