ECONOMÍA Y POLÍTICA

El atraco de la Pandilla del Trácala I

Si en algo se caracterizan los pillos de la política, es por enriquecerse abusando de la necesidad e ignorancia de los más desprotegidos. Arcángel Rojo. Por Rolando Daniels Pinto
lunes, 29 de junio de 2020 · 00:00

La Pandilla del Trácala (PT), también conocida en el bajo mundo de la política como el Partido del Trabajo, tiene su principal origen en el Frente Popular Tierra y Libertad, de Monterrey NL, un movimiento urbano popular fundado por el propio Alberto Anaya, el eterno dirigente nacional del PT.

Basado en la Línea de Masas, el maoísmo, el PT presume en su ideología “construir una nueva filosofía basada en la ética, la honestidad, la verdad, la cooperatividad, la justicia, la libertad y la democracia”. Si Mao Zedong viviera, volvería a morir de vergüenza por el pragmatismo de los dirigentes del PT, carente de toda ética, corrupto, deshonesto, alejado de la justicia y de la democracia.

Entonces, como filial del PT, surge Tierra y Libertad para Baja California, Asociación Civil (TLBCAC), el 18 de marzo de 2016, integrada inicialmente por la plana mayor de la Pandilla del Trácala: el actual diputarro federal, Armando Reyes, la 3 veces diputada local, Claudia Agatón y la hija del primero, Perla Lizeth Reyes Ortega, quienes conforman la Comisión Coordinadora de esa AC.

Posteriormente, en distintas asambleas de la referida AC, los tres mencionados fueron separados de la misma, siendo sustituidos por Juan Carlos Castro Camacho, Juan Antonio Zambrano Zárate y Guadalupe Márquez Payán, respectivamente; todos ellos registrados como militantes activos del PT; es evidente la simulación para evitar “conflicto de intereses”, porque queda claro quién controlará esa AC.

De esta forma, la mencionada AC, filial del PT, supuestamente ingresó un escrito con fecha de 29 de agosto de 2016 solicitándole al gobierno estatal la donación de un predio para la construcción y operación de un Centro de Desarrollo Infantil (CENDI), en la Col. Piedras Negras, de Ensenada BC, el cual según el actual gobierno estatal, es del dominio público y considerado el área verde de esa colonia.

Pero no fue hasta el 26 de diciembre de 2019 cuando mediante el oficio SGG/BC/108/2019 de fecha 12 de diciembre de 2019, el Secretario General de Gobierno, Dr. Amador Rodríguez Lozano, remitió al congreso estatal la iniciativa para la desincorporación del patrimonio estatal de ese terreno para donárselo a la citada AC para la construcción de un CENDI, una estructura paralela del PT.

Sin embargo, la noche del 31 de diciembre de 2019, la bancada de Morena le dio palo a la pretensión de la Pandilla del Trácala de quedarse con el terreno de la Col. Piedras Negras, algo que molestó al diputarro Armando Reyes, porque se le fueron 40 millones de pesos que ya creía tener en la bolsa.

Pero el terreno finalmente le fue cedido a Tierra y Libertad para BC, AC, mediante el Decreto75 publicado sospechosamente en sábado el día 21 de junio del año en curso, el cual tiene una dimensión de 8,684.733 m² y de acuerdo con la Comisión Estatal de Avalúos, tiene un valor de $8`684,733 pesos, es decir, a mil pesos el m²; aunque quizá comercialmente su valor real sea muy superior a ese avalúo.

Para justificar la donación, el congreso arguyó que la SIDUE afirma que dicho predio no se ha utilizado para servicios públicos, ni destinado para otro fin de carácter estatal y que no cuenta con proyectos, ni solicitudes de proyectos para el mismo; eso es totalmente falso y por ello en la siguiente entrega se demostrará el fondo político financiero de esa transa, que es todo un atraco en perjuicio de al menos 40 colonos de la Col. Piedras Negras, quienes habían solicitado esa área verde para su rescate.

FB: Rolando Daniels Pinto

Twitter: @DanielsRoly
 

Comentarios