DESDE EL VIGÍA

Alternativas

Por Editorial El Vigía
jueves, 30 de julio de 2020 · 00:00

Hemos planteado en este espacio la necesidad de que nuestras autoridades y los grupos organizados del sector empresarial busquen y propongan alternativas para que la ciudad y el municipio incrementen sus capacidades y fortalezas competitivas hoy disminuidas por los efectos negativos de la pandemia del Covid-19.

Hay temas de promoción económica y turística que se han quedado rezagados y no han llegado a concretarse por la falta de seguimiento institucional.

Las viejas prácticas políticas de protección a grupos de poder como los transportistas, de no dar continuidad a gestiones de gobiernos o legisladores pasados o simplemente por falta de voluntad de gobernantes y legisladores en turno existe un tiradero de proyectos que son muy rescatables para que Ensenada tenga más alternativas económicas.

Existe la necesidad de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) permita que autobuses chárter de 30 o menos pasajeros puedan internarse más acá de la frontera para traer turismo a Ensenada, San Felipe y más al sur.

La decisión la puede tomar la SCT por la vía administrativa o los diputados federales –dónde están- deben promover la modificación del Artículo 40 de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, para que eso pueda suceder.

Las restricciones mexicanas a la internación a minibuses desde los Estados Unidos, ha propiciado que, de las más de 12 mil unidades registradas en California, no más de 300 pasan la frontera para traer turismo a Baja California.

Perdimos por ese motivo un millón de visitantes por esa vía, antes del Covid-19 llegaban no más de 40 mil y ahora 0 turistas.

Otra pérdida es la de las avionetas de las que en los años 60s y 70s, aterrizaban cientos en el aeropuerto de El Ciprés cada semana, sus dueños venían a comer en restaurantes y visitar sitios de interés, pero se fueron por las restricciones militares.

Hoy ninguna autoridad se interesa en su retorno.
En otro orden, pero del mismo tema, Ensenada carece de competitividad en la captación de turismo marítimo a través de yates y embarcaciones menores.

Mientras en otros puertos como San Diego, Long Beach y Los Ángeles el trámite para el atraque es sencillo, rápido y barato, a Ensenada vienen muy pocos por la pesada y tardada tramitología burocrática y las altas cuotas que tienen que pagar al Instituto Nacional de Migración cada vez que entran a puerto.

Se estima que en California hay registradas 700 mil barcos de recreo, 600 marinas y 175 clubes de yate, lo que podría generar un mercado náutico potencial que nosotros no somos capaces de captar.

Parece que las áreas de relaciones internacionales, promoción económica y pro turismo, tienen mucho que hacer, esperemos que lo hagan y ayuden al presidente municipal.
 

Comentarios