LA VOZ DE LA INDUSTRIA

El nuevo Servicio de Administración Tributaria de Baja California

Por Esteban Rodríguez Calderón*
miércoles, 16 de septiembre de 2020 · 01:14

El pasado doce de agosto del presente año se publicó la Ley del Servicio de Administración Tributaria de Baja California en el Periódico Oficial del Estado de Baja California, creando este órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda del Estado de Baja California.

Esta nueva dependencia tiene la responsabilidad de aplicar la legislación fiscal y aduanera en materia federal coordinada, así como aplicar y vigilar el cumplimiento de las leyes fiscales del Estado y los convenios de colaboración administrativa.

Algunos de sus objetivos, entre otros, son facilitar e incentivar a los contribuyentes el cumplimento voluntario y oportuno del pago de impuestos, el diseño y evaluación de la política tributaria del Estado y llevar a cabo auditorías respecto a las contribuciones locales y federales.

Esta nueva dependencia solo representa una reorganización, ya que antes se contaba con la Secretaría de Planeación y Finanzas con sus diversas áreas, tales como Recaudación de Rentas, Auditoría Fiscal, entre otras, las cuales ejercían las diferentes funciones que ahora tiene el Servicio de Administración Tributaria de Baja California.

Se nombró como Titular de esta dependencia al Lic. Jorge Alberto Raygoza Lucero, abogado con amplia experiencia en el ámbito fiscal y quien anteriormente tuvo el puesto de Subsecretario de Administración Tributaria de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

De acuerdo con Ley de Ingresos del 2020, el Gobierno del Estado estima tener ingresos totales por la cantidad de $60,784 millones de pesos. Así mismo, se estima que se recaudarán impuestos estatales por la cantidad $5,241 millones de pesos, los cuales representan el 8.62% de los ingresos totales. Pero los ingresos relevantes que obtendrá el Estado son las participaciones y aportaciones federales por la cantidad de $46,925 millones de pesos, que representan el 77.20%.

En el ámbito federal, de acuerdo con el Informe Tributario y de Gestión del SAT del primer semestre del año en curso, por cada peso que se recauda, se gastan 0.36 pesos, en el caso de la fiscalización, por cada peso que se gasta se recuperan 144.50 pesos.

Actualmente nuestro Estado al igual que el resto del mundo, está atravesando por un momento sumamente difícil, lamentablemente siguen los altos contagios y aumentando el número de fallecidos por el virus COVID-19. En estos momentos, la economía se encuentra en una situación crítico, han cerrado infinidad de empresas, se han perdido muchos empleos y los datos macroeconómicos de nuestro país no son para el nada alentadores.

Por otro parte el Gobierno no ha dado los apoyos suficientes para las empresas y a las personas que perdieron su empleo o no cuentan con alguno. Por lo que sería conveniente que el Gobierno del Estado apoyara con el diferimiento y/o condonación de los pagos de los impuestos.

Es primordial que el Servicio de Administración Tributaria de Baja California sea una dependencia que apoye e incentive al sector industrial y demás empresas, que su actuación sea en el Estado de Derecho y que se evalúe la productividad de esta nueva dependencia, para entonces saber si fue conveniente este cambio, respecto a las dependencias con las que se contaba anteriormente.


*Doctorante del Doctorado en Ciencias de lo Fiscal del Instituto de Especialización para Ejecutivos
 

Comentarios