DE NIÑOS Y OTROS ENREDOS

Robando la infancia 2020

Por Dr. Enrique Sicardi Aragón*
jueves, 17 de septiembre de 2020 · 00:00

Los adultos de hoy estamos siendo testigos en cómo se les está arrebatando a los niños su infancia y sólo unos cuantos levantan la voz, otros la alientan por el beneficio económico y con el beneplácito de muchas autoridades mundiales. Algún incentivo económico recibirán en lo particular.

Desde hace muchos años hemos visto y, en ocasiones, hasta propiciado que, en especial nuestras niñas, usen cosméticos, ropa sexi y otros muchos artilugios de los adultos. Les da gusto verles sofisticados y agrandados que esto, debe de llamarse: Adultización de los niños.

Adultizar a los niños, significa querer hacerlos adultos antes de su tiempo, es como acelerar su madurez para hacerles parte del mercado de consumo lo antes posible. A los pequeños se les “estimula” mediante los anuncios en diversos medios electrónicos, se les vende la idea de lo que vas a ser de adultos, “háganlo ahora”. Alguien podría decir, ¿y cuál es el problema?

¿Quién no ha visto a niñas pequeñas usando zapatos de plataforma?, viene una moda de zapatos de tacón alto para niñas, producto de un diseñador norteamericano. Si este tipo de calzado es malo para un adulto con todo su esqueleto maduro, ¿Qué no hará a un esqueleto en maduración? Los niños corren, brincan, trepan. El uso de este calzado limita su movilidad, flexibilidad; afecta el adecuado desarrollo psicomotriz, lesiona la columna. Unos padres en su sano juicio le pondrían a su hijo sólo como un disfraz y para ocasiones y tiempo limitado.

No es raro ver niños con tintes de pelo, mechones de colores y permanentes. Niños desde apenas un año con peinados sofisticados a base de diversos químicos. Esto puede ser toxico para el adulto, ¿Cuánto más tóxico para los niños?

¿Y qué no decir de los concursos de belleza? Donde visten (venden) a sus hijas tal como si fueran adultos, con escotes seductores, encajes, corsetería, en una palabra: sexualizadas. Viene una corriente de ropa para niñas de una cadena irlandesa que se está empezando a vender en algunas partes del mundo consistente en bikinis con rellenos. Por un lado nos molesta al enterarnos de la pederastía y por el otro lado están propiciándola.

¿Han visto a los niños a los cuales los meten en el mundo de fisicoculturismo desde muy tiernas edades?, ¿será que esos padres no son conscientes de lo que alimentamos con esta actitud? ¿Por qué quieren que dejen su inocencia antes de tiempo? Es una forma de ofrecerlos al mercado esclavista del capital en el que muchas veces nosotros mismos somos víctimas.

Los culpables son los medios de comunicación y la industria textil que están convirtiendo el mundo infantil en un mundo de adultos con el propósito de subir sus ventas con una gama de nuevos productos. Antes eran sólo juguetes, ahora son: ropa, cosméticos de pelo, cutis, uñas, zapatos y perfumes, lo que empuja a los niños a una sexualidad adelantada. Pregunten a los niños nombres de personas famosas, a ver a quiénes se refieren.

Sin duda no se están haciendo bien muchas cosas, pero dónde más fallamos es en la educación del futuro, la de los pequeños, algo de lo que somos culpables los padres, y sobre todo el estado que controla los medios de comunicación y el sistema educativo; y que tiene la potestad, la capacidad y el deber de filtrar anuncios y mensajes que se dirigen a la población y que les sean dañinos.

El adultizar a nuestros niños es similar a madurar en forma acelerada la fruta, sólo con el propósito de venderla, los resultados, por supuesto que no serán positivos.

Y sin embargo, dicen los que saben que vendrán cosas peores y creo que ya están llegando. Con eso de la apertura en los criterios, en especial en los aspectos de género y muchas otras cosas más que, en lo personal, considero, contraevolutivo, más bien, degenerativo. Y no le sigo, porque me pueden linchar.

Lo anterior, hace exactamente un año lo publiqué y antier, con tristeza, leí que por orden de nuestro tlatoani estatal, todo el ciclo escolar que recién inicia, será virtual, lo que confirma el párrafo anterior: VENDRÁN COSAS PEORES. Y creo que lo mismo estará sucediendo en todos los Estados de esta gran y vituperada nación.

*Coordinador de Relaciones Públicas del Consejo Nacional de Lactancia Materna A. C.

sicardi53@gmail.com

 

Comentarios