EL GABACHO GACHO

Los mexicanos no entienden el marketing de medios

Por Le Roy José Amate Pérez*
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 00:00

He escrito sobre la falta de habilidades de marketing y ventas entre los mexicanos en artículos anteriores. Ernesto Ruffo me explicó que México no ingresó al mercado libre hasta 1989. Por lo tanto, la cultura del marketing sigue siendo neófita. Especialmente en comparación con los Estados Unidos, que tiene 250 años de historia de competir en mercados de todo el mundo.

Los investigadores de marketing modernos sugieren que el marketing solo se realizó por completo en las décadas posteriores a la revolución industrial en Gran Bretaña, desde donde se extendió posteriormente a Europa y América del Norte. Sin embargo, creo que la historia del marketing moderno tuvo dos épocas diferentes. La forma más antigua de marketing era un proceso simple de diferenciación y distribución de productos.

Desde el siglo pasado, en los Estados Unidos, el marketing y las ventas se han convertido en una ciencia. Un repertorio de práctica profesional sistemáticamente planificado y programado. Incluyendo actividades como segmentación, diferenciación de productos, posicionamiento y comunicaciones de marketing. Me desespero cuando escucho a mis compañeros gringos hablar sobre el excepcionalísimo de Estados Unidos: ¡Somos los mejores !. No es cierto, refleja hipocresía e ignora nuestra historia imperialista. Sin embargo, somos los mejores en ventas y marketing. La mayoría de los comerciantes mexicanos no comprenden que los dos requieren diferentes conjuntos de habilidades. El papel del marketing es atraer prospectos, vender es el arte de convencer al prospecto de que compre su producto o servicio.

El marketing de medios puede mejorar los hábitos culturales de una nación.

En los EU, todos los niños crecen amando a Smoky The Bear. Publicidad en televisión, radio y medios impresos, con un oso animado con un sombrero de guarda parques y que nos dice cómo evitar los incendios forestales.

Mi familia eran ávidos campistas. Y, por la educación de Smoky. Cuando era niño, guiaba con orgullo a mi familia siguiendo los consejos del oso. Para saber dónde era seguro encender y cómo apagar adecuadamente las fogatas.

En Ensenada, podríamos utilizar anuncios radiales y periódicos para promover el reciclaje y los huertos comunitarios. Reducir drásticamente los residuos orgánicos utilizándolos como composta en jardines. Y educar a los residentes para que separen los metales, el papel y el vidrio para reciclarlos.

La radio y otros medios también se pueden utilizar para avergonzar a los padres de que les proporcionen alimentos saludables y motivar a los niños a comer frutas en lugar de papitas. Como católico, con una madre experta en la vergüenza, sé que funciona.

Los anuncios radiales para atraer turismo a México son una broma para mis oídos profesionales del marketing. En primer lugar, la televisión debería ser el medio para atraer turistas internacionales. El contenido, las imágenes y la falta de descripciones de música y comida dan como resultado una publicidad aburrida y débil. Y sí, incluso estúpido. Un anuncio de Guadalajara comienza con: “Si se encuentra en Guadalajara”. Estoy en Vancouver o Chicago, ¿por qué diablos me encontraría en Guadalajara? Vaya al grano, ¿por qué Guadalajara? Motívame a volar allí maldita sea.

Una exitosa campaña turística de televisión, de la que todos los mexicanos y otros norteamericanos pueden aprender, es el resultado de un músico / actor convertido en político, Rubén Blades de Panamá. Quiero que el vendedor de México también sea un artista conocido internacionalmente. Los anuncios de radio no hacen nada para mostrar lo que es realmente interesante o fascinante para los turistas. Eso requiere video, medios digitales o revistas/periódicos, además los jóvenes turistas no escuchan la radio.

Sr. Presidente Armando, he sido vendedor desde los diez años. Estudié psicología y estadística en la universidad con un enfoque en marketing. Enseñé procesos de marketing y ventas en clases de formación, tanto para Xerox como para IBM. He disfrutado tener a Hewlett Packard, Apple y Motorola como clientes.

Ofrezco mi ciudad de Ensenada, que me ha permitido vivir de manera rentable y feliz con mi esposa y su numerosa familia. La oportunidad de usar mis habilidades, sería un honor para ayudarlo a promover y vender Ensenada. Al mismo tiempo que se expanden los voluntarios ciudadanos y residentes extranjeros para promover Ensenada en las redes sociales. No esperaría ni quisiera recompensa por mis esfuerzos. También invitaría a El Vigía, donde aparece mi columna semanal, y Rommel Arvizu, dueño de 92.9 fm a ayudarnos. Mi programa semanal de Jazz y Blues se transmite desde 92.9.

*Productor y conductor de Soul Street, domingos 20:30 horas por 92.9 FM

leeamate@gmail.com

 

Comentarios