DESDE EL VIGÍA

¿Sin preferencia?

Por: Editorial El Vigía
miércoles, 13 de octubre de 2021 · 00:00

Ayer, en su tradicional conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no tiene preferido o preferida en la definición de la candidatura de Morena rumbo a la sucesión de 2024.

Sin embargo, aprovechó su comparecencia ante los periodistas para elogiar nuevamente a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

“¿Se puede afirmar que Claudia es su preferida para sucederlo?”, se le preguntó.

“Está buena la pregunta”, soltó entre risas.
No es la primera ocasión que lo cuestionan al respecto, pero en esta ocasión sólo mencionó dos nombres, porque además de Sheinbaum también refirió a Marcelo Ebrard, y aunque ya no incluyó a más personajes la lista de aspirantes podría crecer en las próximas semanas si se concretan los cambios que hará en su gabinete de primer nivel.

“Me piden mi opinión y digo: No tengo ningún preferido, a ninguna preferida, hablando en términos de pluralidad y de género. ¿Quién lo va a decidir en su momento? El ciudadano, la gente está muy despierta”.

Minutos después, alabó a Sheinbaum por su gestión en materia de seguridad pública.

“Ha bajado mucho la incidencia delictiva, sobre todo los homicidios, el robo de vehículo, muchísimo. Un día vamos a presentar esto, lo que pasa aquí en la ciudad, se ha avanzado mucho”, expresó.

López Obrador habló sobre la sucesión cuando Marcelo Ebrard, otro de los aspirantes presidenciales, a quien le hizo otro tipo de reconocimiento al recordar que Ebrard renunció a sus aspiraciones presidenciales en 2011, tras perder por poco margen en un sondeo de opinión.

“Estaba Marcelo Ebrard de jefe de Gobierno de la Ciudad México y yo estaba de dirigente, y nos fuimos a encuesta, y tengo que reconocer que (declinó) porque yo gané la encuesta; con poco margen, pero la gané, y él aceptó el resultado, cosa que no es fácil, sobre todo en ambiciosos vulgares que (dicen) ‘soy yo o hay conflicto o me voy de candidato’”, recordó.

López Obrador defendió las encuestas como el mejor método para seleccionar candidatos y respondió a las críticas del coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, quien consideró que se trata de un sistema poco claro y que divide a los militantes.

Según el político tabasqueño, se trata de un método seguro para medir popularidad, buena fama y no puede ser manipulado por sus opositores para tratar de imponer un candidato a conveniencia.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard aseguró que no declinará en la búsqueda de la candidatura presidencial por Morena hacia 2024; aclaró que en el 2000 declinó para permitir que López Obrador fuese el candidato al gobierno capitalino.

“Si es el caso, cuando sean los tiempos, lo veremos. Yo solamente decliné en el 2000, cuando era precandidato a jefe de gobierno y el riesgo era que se perdiera la capital en manos de Acción Nacional. Pero no, no está en mi horizonte (declinar)”, aclaró.

Sutilmente, el presidente deja sentir su filia por la jefa de gobierno y con claridad Ebrard deja claro que se mantendrá hasta el final. Veremos.
 

Comentarios