AFN POLÍTICO

Para el 2023, el “segundo piso” en Tijuana

Por: Dora Elena Cortés
lunes, 18 de octubre de 2021 · 00:31

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador cerró su visita a Baja California con un anuncio contundente: se construirá en Tijuana un “segundo piso” o un viaducto, de 11 kilómetros de largo y una inversión de 10 mil millones de pesos.

Este paso, que dijo que empezarán a construir el primer día del año próximo para concluir a fines de 2023, señaló que partirá de Mesa de Otay -desde el aeropuerto- hasta el Cañón del Matadero, pasando por la garita de San Ysidro.

De hecho, este no es un proyecto nuevo, ya que, con sus variantes, viene de varios años atrás y de algunos gobiernos, que incluso lo anunciaron, pero por alguna razón -no explicada- nunca se concretaron.

Es un proyecto que de hecho presentó el gobernador Jaime Bonilla Valdez el pasado 2 de abril de 2021, cuando anunció la construcción de esta obra, que -aseguró- no le costaría ningún centavo al gobierno estatal, pero de cuya inversión calculó 5,000 millones de pesos

También dijo que ya se estaba elaborando el proyecto ejecutivo para este segundo piso que calificó como el “Sky Line” de Tijuana, por lo que el presidente de la república estuvo en condiciones esta tarde, de informar que ya se tenía dicho estudio.

Un proyecto similar, pero con menos longitud, había anunciado el entonces gobernador Francisco Vega de Lamadrid, con la diferencia de que él sí habría anunciado que se utilizarían fondos públicos, porque se pretendía realizar esa supercarretera a través de una APP, en la que participaría una empresa española.

Con menos kilómetros de distancia, en los gobiernos de Carlos Bustamante Anchondo, e inclusive Jorge Ramos (si no tenemos mal el dato), se había hablado también de la construcción de un paso que llevara a los automovilistas desde Playas de Tijuana a la garita de San Ysidro, y obviamente, en sentido contrario.

Ahora, la novedad que presentó el presidente de la república, es que este paso que permitirá llegar -de un lado a otro- en siete minutos, según habría dicho en su momento el gobernador Bonilla, será financiado con recursos de un fideicomiso que opera la Aduana en México.

Recordó que cuando llegó a la presidencia de la república se encontró con la existencia de ese fideicomiso -que se nutría con los pagos de los impuestos- que, por importación de productos, todos pagamos.

Comentó que en ese entonces el fideicomiso tenía un total de 50,000 millones de pesos, pero que decidieron no tocarlos hasta determinar en qué podrían utilizarlos.

A la fecha, comentó, ese fideicomiso ha crecido en 35 mil millones de pesos más, lo que da un total de 85,000 millones de pesos, de los cuales se tomarán esos 10,000 millones para esta primera obra.

Por esto, dijo, no tendrá costo para los usuarios ni tampoco para el gobierno, porque ese dinero ya se tiene, aunque, al final de cuentas, sí lo pagamos nosotros con esos impuestos, pero si se cumple en esta ocasión con esta promesa, y/o anuncio, creo que estarían muy bien utilizados.

Dijo que ya en breve, se hará la licitación correspondiente.

Se refirió a la reducción del IVA en la frontera, y a la firma -el día de ayer- del acuerdo para la regularización de los “carros chocolate” que ahora anunció como decreto.

En Rosarito el mandatario fue más explícito y más personal, al agradecerle al gobernador Bonilla, del que dijo que es su “amigo y compañero, al que queremos mucho”.

Recordó que cuando eran pocos en la lucha, en todo el país, Jaime Bonilla “siempre estuvo con nosotros, apoyándonos por años, y por eso le agradecemos su participación”.

No dudó en calificarlo como “precursor del movimiento de transformación nacional, y destacado integrante de la cuarta transformación, de la vida pública de México”.

De igual manera reiteró el apoyo que su gobierno dará al de Marina del Pilar Ávila Olmeda, de la que dijo que era una mujer honesta y de la cual ya había dicho en esta gira que “con ella le iría muy bien a Baja California”, y dedicó también su atención a la presidenta municipal de Tijuana, Monserrat Caballero Ramírez, cosa que no hizo con la alcaldesa de Mexicali, Norma Bustamante.

A Marina del Pilar le ofreció regresar, probablemente, a principios de 2022 (cuando recién habrá tenido a su bebé) para otra de las giras, como ahora lo hizo para despedir a Bonilla Valdez.

De hecho, al gobernador le permitió hacer sus “mini-informes en cada una de las ciudades de Baja California, lo cual no se había visto antes, en una visita presidencial.

ANA Y CONDA
Hay que ver cómo operó el “teléfono descompuesto” este fin de semana en Baja California.

PD. - ¿Fue falta de comprensión o intencionalidad?

PD1.- Durante el “juego de las sillas”, que por protocolo se hace en cada ceremonia oficial, ahora se dio un pequeño incidente durante la etapa en Rosarito.

PD2.- Pues en Rosarito, cuando se levantó la subsecretaria de Bienestar en el país, la alcaldesa Araceli Brown Figueredo, intentó ocupar esa silla, pero algo le dijo la gobernadora electa, Marina del Pilar, que se hizo un lado y fue la mexicalense la que se sentó junto al presidente.

PD3.- Es un hecho, que le hizo notar que no le correspondía ese espacio, sino a ella, y por protocolo, era cierto que ese espacio tendría que ser ocupado por Marina del Pilar.

PD4.- No cabe duda que el Photoshop es más efectivo, económico e indoloro que una operación quirúrgica.

PD5.- Y si no lo cree así, pregunte por ahí a algún funcionario de primer nivel.

afntijuana@hotmail.es

 

Comentarios