DESDE LA BANQUETA

El Maestro y Margarita

Por: Sergio Garín Olache
lunes, 1 de noviembre de 2021 · 00:00

Cuando uno empieza a leer siempre busca libros que piensa que puedan terminar gustándole, y muchas veces esa búsqueda puede ser una tarea complicada, en la que el lector se encuentra empezando libros y libros sin llegar a conectar nunca con la historia.

Sin embargo, esto es algo que no suele ocurrir con las personas que se sientan a leer “El Maestro y Margarita”, este libro publicado en 1967 es uno de esos clásicos que han sobrevivido al paso del tiempo y ha sido devorado por millones de lectores.

Esta novela de Mijaíl Bulgákov nos cuenta tres historias que se conectan de una forma brillante, en la que podemos llegar a apreciar todo el talento narrativo del autor ucraniano. La primera historia sería la llegada de Voland a Moscú, todo un acontecimiento que cambiará la vida de los habitantes de la ciudad, ya que en realidad Voland es el diablo que ha llegado a la capital de la URSS, y además nos servirá como el pegamento mágico que une las tres historias.

Mick Jagger líder y primer cantante de la banda de rock the Rolling Stones leyó la novela, lo impresionó tanto que compuso la canción “Simpatía por el diablo”.

La segunda sería la historia que da título al libro, la del Maestro y Margarita, una historia en la que se recoge ese amor incondicional que es capaz de solucionarlo todo, y en la que vemos lo que uno puede llegar a hacer por el otro. Y la tercera historia es la de Poncio Pilatos en el momento de la Pasión de Cristo.

Son los mejores capítulos de los que he leído en mi vida, me he encontrado con una novela de esas que consiguen enganchar al lector desde el principio hasta el final, a ello contribuyen todas las subtramas e historias que nos vamos encontrando en el transcurso de una lectura que se hace ligera y muy dinámica.

Pero no hemos de confundirnos y pensar que estamos ante un libro menor, ya que a la par de su gran narración se encuentran el sinfín de temas tratados por el autor, en una novela que es tan fácil de leer como necesaria para comprender aquellos años de la Rusia estalinista.

Otro aspecto interesante de este clásico de las letras es el carácter “autobiográfico”, que podemos establecer entre el maestro y el propio autor de la obra, como muchos lo podrán imaginar Mijaíl Bulgákov no tuvo una vida fácil, y fue acosado y censurado tanto por la crítica, como por un gobierno que no le dejaba publicar sus obras.

Pero sería su carácter crítico y sarcástico el que con el paso de los años terminaría por conquistar a los lectores que se acercaban al trabajo literario de este genial escritor.
 

Comentarios