DESDE EL VIGÍA

Capital del vino

Por: Editorial El Vigía
viernes, 19 de noviembre de 2021 · 00:55

El próximo año, por estas fechas, de manera simultánea Ensenada será la sede del Congreso Mundial de la Viña y el Vino, así como de la 20 Asamblea Nacional de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), lo cual permitirá promocionar a la vitivinicultura mexicana en el plano internacional.

Tras anunciar lo anterior, el secretario federal de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, aseguró que un componente clave de este congreso es el replanteamiento del futuro de la vitivinicultura del país y del mundo, ante los efectos del cambio climático, a fin de garantizar calidad y volumen con un manejo sustentable de los recursos naturales.

Resaltó que México será la ventana al mundo de esta importante agroindustria para el país y a nivel global, con una posición respetable y favorable para la promoción del vino nacional.

Aseguró que esta agroindustria genera una derrama económica considerable, con impacto comercial a nivel nacional e internacional, generación de mano de obra y proyección hacia el futuro para enfrentar retos e imponderables climatológicos, a fin de garantizar su calidad con el uso de las tecnologías.

Dijo que un componente clave del congreso es el replanteamiento del futuro de la vitivinicultura del país y del mundo, ante los efectos del cambio climático, a fin de garantizar calidad y volumen con un manejo sustentable de los recursos naturales, mediante la adaptación de la agricultura y el combate de plagas y enfermedades con variedades mejoradas.

Villalobos Arámbula indicó que la agenda científico-técnica propuesta para este foro internacional buscará impactar en los ejes estratégicos enmarcados en los objetivos de la OIV y sus resultados contribuirán en gran medida al desarrollo del cultivo de uva pasa, de mesa y de vino de México y del mundo.

El evento se complementará con todo lo que México ofrece como país, como su gastronomía y agroecología, y lo trabajado por años será motivo para aprovechar esta proyección mundial y presentar al Valle de Guadalupe, así como las regiones de los 14 estados con esta vocación, anotó el titular de Agricultura.

Por su parte, la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda, confió en que se logre formar un bloque de estados vitivinicultores para seguir impulsado la industria, en beneficio de las regiones y los productores.

Enfatizó que la realización del 43 Congreso Mundial de la Viña y el Vino en Ensenada dejará una derrama económica por tres mil 600 millones de pesos, cantidad importante para el estado y el país, por lo que expresó el compromiso de su administración para brindar condiciones para la celebración del evento, en coordinación con el gobierno federal.

El evento, agregó, permitirá retomar las mejores experiencias para llevarlas a cabo en el Valle de Guadalupe y garantizar su vocación agrícola.

En el mismo sentido, el presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola, Hans Backhoff Guerrero, destacó que la cadena productiva del vino genera anualmente empleo para alrededor de 500 mil jornaleros, mil 200 puestos de trabajo directos, 10 mil indirectos y más de cuatro millones de cajas de vino.

Bien por los vitivinicultores, bien por el gobierno, bien por Baja California.
 

...

Comentarios