DE NIÑOS Y OTROS ENREDOS

Vapeo: ¿alternativa saludable al hábito del tabaco?

Por: Dr. Enrique Sicardi Aragón*
jueves, 25 de noviembre de 2021 · 00:00

Fuimos inundados de publicidad pro tabaquismo y tardamos más de dos décadas en constatar lo dañino de tal hábito y aún no nos hemos desarraigado de sus nocivas consecuencias y ahora nuestros jóvenes se han visto bombardeados por la industria tabacalera, primeramente con los cigarros electrónicos y posteriormente con los =vapeadores= aduciendo inocuidad del sistema y de los químicos usados para tal fin.

Desde hace años, se han estudiado sus productos y efectos, en la literatura médica desde 2019 o antes se han publicado diversos estudios a raíz de los primeros decesos:

Los CDC investigan el aumento de enfermedades respiratorias relacionadas con el vapeo: Agosto 21, 2019.

Primera muerte probable por vapeo reportada en EE. UU: Agosto 23, 2019.

El vapeo daña la vasculatura, incluso sin nicotina: Agosto 20, 2019.

Vapeo: práctica mortal, cada vez más arraigada entre los jóvenes. Se efectúa por medio de los sistemas electrónicos de administración de nicotina: Ene 23, 2020.

Y hace unos días, la famosa Gaceta de la UNAM publica: El Vapeo, práctica mortal, cada vez más arraigada entre los jóvenes. 22 noviembre 2021.

Les resumo la información de los estudios referidos.

En un pequeño grupo de jóvenes sanos que no fumaban ni vaporizaban, el vapear un cigarrillo electrónico sin nicotina, produjo cambios transitorios en los vasos sanguíneos similares a los observados en la aterosclerosis temprana, encontró un estudio.

Los cambios agudos observados después del vapeo único (inhalar y exhalar la neblina de aerosol vaporizada del líquido calentado en un cigarrillo electrónico con batería), sugieren que el vapeo repetido conduciría a una disfunción endotelial vascular crónica, dicen los autores de este estudio de resonancia magnética. El estudio utilizó cigarrillos electrónicos sin nicotina, por lo tanto, los hallazgos destruyen cualquier creencia errónea de que solo la nicotina en los cigarrillos electrónicos es perjudicial para la salud.

El mecanismo de acción de estos nocivos artilugios, se basa en una batería que calienta un químico que no es agua, elaborado a base de propilenglicol, etilenglicol y/o glicerina; a éstos se les conoce como sistemas electrónicos de administración de nicotina, o SEAN y además se les adiciona otro químico a fin de proporcionarle un sabor agradable como mango, chocolate, durazno u otros.

En un cigarro tradicional, hay cerca de un miligramo de nicotina por pieza; los pods o cápsulas de esos implementos que usan tabaco laminado pueden llegar a tener hasta 60 miligramos de nicotina.

Esos dispositivos se han puesto de moda, más entre los jóvenes y adolescentes y desde que aparecieron, se venden como una opción saludable al cigarro y como una solución para dejar de fumar, sin embargo, las evidencias apoyan lo contrario.

El vapeador, además de calentar el líquido, ejerce una presión para vaporizar el químico, lo cual aumenta la presión del tracto respiratorio y a la larga ocasiona daño al tejido. Por otro lado, el uso de los otros químicos colorantes, en especial el rojo, se relaciona mucho con alergias y desarrollo de cáncer.

Desde hace décadas, sabemos que las sustancias oleosas son severamente irritantes del árbol respiratorio, ahora, vapean con aceites esenciales de vitamina A, E o cannabis.

En búsqueda de soluciones alternas al cigarrillo, se están sumergiendo en hábitos mucho más nocivos y los cuales han sido tolerados por los padres al creer que son sustancias inocuas.

Hoy, muchos jóvenes se sienten sofisticados al usar estos modernos artilugios, pero están creándose dependencia emocional y física con todas las consecuencias arriba expuestas, además ya se han reportado algunos casos de explosión de la batería por sobreuso con lesiones a dedos o cara.

Las tabacaleras ocultaron la información de lo dañino del cigarro y tardamos más de 20 años en aceptar sus efectos deletéreos, ojalá y con esta modalidad del fumar, seamos más conscientes y evitemos daños o muertes prematuras.

Las evidencias ahí están y al que guste con gusto le comparto las fuentes.

*El autor es médico pediatra

sicardi53@gmail.com

 

Comentarios