DESDE EL VIGÍA

Datos sin protección

Por Editorial El Vigía
martes, 21 de diciembre de 2021 · 00:00

En los hechos, en México no existe ninguna garantía para la protección de datos personales, y la culpa la tienen los partidos políticos que en cada votación local o federal reciben copia de los listados nominales con imagen, además de tener acceso directo al padrón electoral, al grado que esta información la han vendido a empresas y particulares.

Lo mismo ocurre con las compañías telefónicas, que poseen el perfil completo de cada uno de sus usuarios, quienes no tienen ninguna garantía de que todos sus datos personales caigan en manos de la delincuencia organizada, lo cual se confirma con el notable incremento de las llamadas de extorsión.

Así que ningún ciudadano en este país puede estar seguro, porque información sensible como su dirección, código postal, CURP, número de teléfono celular, cuentas bancarias y registros de propiedad, se encuentran en manos de infinidad de compañías privadas y dependencias de gobierno, donde no hay garantías para impedir que dichos datos se utilicen con otros fines.

Por tanto, no es suficiente que haya una ley en la materia, porque si no se puede cumplir no sirve para nada, y entonces son igual de innecesarios los órganos de gobierno que se han creado para tal efecto.

Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional que los burós de crédito estén exentos de someterse a procedimientos de acceso y rectificación de los datos personales de usuarios del sistema financiero, conocidos como derecho ARCO y aplicables al resto de las empresas privadas.

Por unanimidad, la Segunda Sala de la Corte concedió el 1 de diciembre un amparo contra el Artículo 2 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, que, sin ninguna razón, exenta a los burós de su aplicación.

El amparo fue promovido por una persona que, en 2017, intentó iniciar un procedimiento de corrección de sus datos ante la empresa Círculo de Crédito, que luego pretendió llevar a revisión del Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), la autoridad en la materia, lo que no fue posible por la exención legal.

“Todas las personas tienen el derecho a la protección de sus datos personales, al acceso, rectificación y cancelación de los mismos”, afirmó la Corte.

Agregó que no hay ninguna razón para que el INAI no pueda abrir procedimientos de “habeas data” (derecho de cualquier persona para solicitar información sobre su persona) en favor de los usuarios del sistema financiero, quienes, en casos de incumplimiento a los bancos, pueden aparecer con bajas calificaciones en los registros de los burós.

El criterio de la Corte en este amparo será obligatorio para todos los jueces federales que conozcan de amparos de otras personas enviadas a un buró de crédito, que pidan la intervención del INAI para corregir, cancelar o revisar datos personales en posesión de aquellos.
 

...

Comentarios