MUJER Y PODER

Linchamiento al Auditor Superior

Por Natalia Vidales de Bitterlin*
sábado, 27 de febrero de 2021 · 00:00

Muy delicado es el tema del resultado de la investigación a la cuenta pública que dio a conocer la Auditoría Superior de la Federación, no sólo por las múltiples y millonarias irregularidades encontradas sino también por lo sucedido con posterioridad: el linchamiento a su titular David Colmenares.

Afortunadamente, el auditor ha informado a través de los medios que no renunciará -como ya lo están solicitando los incondicionales del presidente-. Y hace bien en no dejarse intimidar por no presentar las cuentas “a modo” como le hubiera gustado a López Obrador, quien acusó de que el informe es falso y tendencioso y que se está utilizando “para dañar la imagen de su gobierno”.

El presidente dice que sus datos son otros y no se detiene en irse contra el titular de ASF pese a que aún cuando hubiera inexactitudes en el resultado de la auditoria (como de alguna manera ya lo aceptó Colmenares) de cualquier modo hay inconsistencias millonarias -muy graves- que deben atenderse en lugar de politizar el tema para esconder la basura que hay más abajo.

La sociedad civil, los políticos, la oposición, las organizaciones no gubernamentales, no debemos permitir que se pretenda desprestigiar -o destituir- a quien ha cumplido con su deber y no ha permitido presiones para retocar números. Debemos, por el contrario, avalar y apoyar a quien ha cumplido cabalmente con su función.

Delicado es el caso porque se sentaría un pésimo precedente del machete con que serán tratados quienes no se sometan a la voluntad del ejecutivo.

Es ofensivo tanto para la Auditoría como para la ciudadanía que el presidente agreda de esa manera a la institución que ha demostrado actuar con profesionalismo y autonomía. Presionar para que haya renuncia es inaudito y los legisladores de oposición deberán levantar la voz muy fuerte para evitar que se ceda ante esta nueva arbitrariedad.

Con solo el voto de las dos terceras partes de los diputados presentes en la Cámara Baja del Congreso pudiera ponerse fin a su período de ocho años para el que fue electo.

El próximo lunes, David Colmenares fue citado al Congreso para que dé una explicación de lo sucedido. Esperemos que con fuerza se manifieste ante el atropello de que está siendo objeto y que no permita que la presión lo doble sino que por el contrario exhiba el autoritarismo del gobierno.

Que se defienda con la verdad y envíe un mensaje claro al presidente: la Auditoría Superior de la Federación no fue creada para dar números alegres al presidente en turno, sino para detectar irregularidades… le pese a quien le pese.

No debemos permitir que este tema tan delicado, que desenmascara el mal manejo del dinero del gobierno morenista, se convierta en distractor para esconder lo que ha venido sucediendo con el dinero público.

*Periodista desde hace mas de 30 años. Directora de la revista de análisis político MujeryPoder

www.mujerypoder.com.mx

Whats 662 144-14-40
 

Comentarios