BENCHMARK

El tonto mayor

Por Jorge A. Meléndez Ruiz
martes, 9 de febrero de 2021 · 00:00
“Si no puedes entender y valuar tu negocio mejor que el Sr. Mercado, entonces no debes de estar en el juego. Como dicen en el póker: si llevas 30 minutos en el juego y todavía no sabes quién es el tonto en la mesa, entonces el tonto eres tú”.

Fantástico. Y cómo no iba a ser, si es parte de la carta de Warren Buffett a los accionistas de Berkshire Hathaway en 1988.

El genio de Omaha tiene toda la razón.
Esta frase se me vino a la cabeza tras estudiar la iniciativa de la 4T para “privilegiar la luz que produce la CFE”. Un listado de adjetivos ideológicos que buscan justificar lo injustificable.

Para un consumidor lo importante es recibir luz que sea lo más barata posible. ¿Y qué “lograrán” los genios del gobierno? ¡Prender plantas de CFE que producen luz hasta 5 veces más cara que los privados! Ah, y plantas mucho más contaminantes.

Una simple y real tontera.
Hablemos hoy, pues, de la teoría económica del tonto mayor, que dice: “El precio de un objeto no sólo lo determina su valor intrínseco, sino la demanda relativa que tiene en un mercado local”.

Y, tristemente, vivimos en una era donde la estupidez está muuuy demandada.

Tiempos donde populistas poderosos venden soluciones rápidas y simples a problemas complejos y añejos. Espejismos que mantienen con regalos y dádivas para su base electoral.

Castillos de naipes que inevitablemente se derrumban cuando se colapsa la economía que arruinaron con sus políticas.

Ambientes que privilegian también que avancen paleros y lambiscones de la corte que le aplauden al rey desnudo cuando se pasea en cueros presumiendo transformaciones inexistentes.

Una receta que promueve que se compita para ver quién es el tonto mayor. Un mundo al revés donde a pesar de prometer cosas buenas, en realidad se termina premiando al que comete la mayor pentontada.

Tristemente, ejemplos de esto abundan hoy en México:

* Cancelar un aeropuerto moderno a un enorme costo.

* Entercarse en construir una refinería en el peor lugar posible y cuando el mundo busca librarse de combustibles fósiles.

* Inyectar miles de millones de pesos a Pemex sin transformarla primero para recapturar un dizque pasado glorioso que ya no existe y que no era muy glorioso que digamos.

* Construir un tren fastuoso ignorando que este tipo de proyectos rara vez son exitosos y requieren grandes subsidios.

* Criminalizar el outsourcing y exponer a Banxico al lavado de dinero.

* Cancelar la evaluación a maestros como arma para mejorar la educación y, en cambio, ceder el control a sindicatos que son retebuenos para pelear y retemalos para educar.

* Desmantelar instituciones independientes que “molestan” al proyecto de control total del Gobierno.

* Destruir sin ton ni son y sin análisis alguno esquemas del pasado que tenían cosas buenas, como el seguro popular o el sistema de logística para distribución de medicamentos.

* Recortar costos a lo loco, cortando músculo junto con grasa afectando a usuarios.

* Cambiar reglas del juego y generar incertidumbre a la inversión privada, que es el motor real de la economía. Espantando a empresas y condenando al país a un crecimiento mediocre.

* Privilegiar estrategias simplonas y mediáticas para dizque combatir la inseguridad con abrazos y consejos de abuelita.

* Demonizar a expertos y a los datos duros con etiquetas mentirosas y falacias.

* Adoptar una cerrazón ideológica mesiánica que no acepta la menor introspección y que nunca ajusta curso.

* Adoptar una estrategia de vacunación “electoral” destinada al fracaso y que costará decenas de miles de vidas.

Una terrible e interminable competencia de sonseras (por no decir otra cosa).

En el mercado de valores, la teoría del tonto mayor se aplica “cuando alguien realiza una inversión cuestionable suponiendo que después la venderá a un tonto mayor” (Wikipedia).

Una especie de “Esquema Ponzi” que eventualmente colapsa al acabarse los pendejos y el fraude queda en evidencia.

Como dicen en el rancho, “pa’l baile vamos”...

En México, hoy los tontos nos gobiernan.

Posdata
¡Bien por Tigres! Relee “¿Cómo crear una dinastía?”. Para hacer la chica el jueves: mentalidad, estudio, ejecución, evitar osos y, también, que los acompañe la suerte.

En pocas palabras...
“Es mejor callar y que crean que eres tonto que abrir la boca y comprobarlo”.

Mark Twain

benchmark@reforma.com

Twitter: @jorgemelendez

Comentarios