DESDE EL VIGÍA

Recuperación y rebrote

Por Editorial El Vigía
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 00:16

Estamos en la disyuntiva entre la necesidad de una recuperación económica para las empresas, el empleo, la economía familiar y que la pandemia no afecte más la salud, ni cueste más vidas.

Inicia la temporada alta de turismo después de un año perdido desde que a finales de febrero de 2020 el Coronavirus hizo su fatal llegada y arrasó la salud y la economía de casi todos los países del mundo, entre los que México no fue la excepción.

Ensenada que tienen una de sus fortalezas económicas en el turismo se vio severamente afectada porque nadie estaba preparado para el cierre de la frontera, la suspensión de los visitantes por carretera, mucho menos para la cancelación del 100% del arribo de cruceros con sus más de 35 millones de dólares de derrama anual.

La cancelación o cambios en la logística de las carreras fuera de camino impidieron que la derrama económica esperada se fuera por la borda y los efectos negativos fueran devastadores para muchos negocios del sector hotelero y gastronómico.

Otra de las actividades severamente golpeadas ha sido la vitivinicultura, cuyas empresas no solamente perdieron la oportunidad de ingresos por la cancelación de las Fiestas de la Vendimia y sus eventos asociados, sino que tuvieron que suspender toda actividad comercial relacionada con los tours y degustaciones que les permitían sostener la planta productiva.

Ensenada es una ciudad altamente resiliente, de cierto modo esa capacidad le ha permitido salir adelante, aunque el sufrimiento de los sectores más vulnerables ha sido enorme.

Los muertos son muchos, en todo el estado han fallecido 7 mil 682 personas de los 44 mil 774 casos confirmados, alrededor de 10% de la población, muchísimos desde la perspectiva que se les quiera ver, a eso hay que sumar los casos no registrados como Covid, pero que se suman a la cifra de muertos.

En Ensenada las defunciones son mil 62 de los 6 mil 675 casos confirmados, los de San Quintín suman 98 muertos y 1 mil 898 casos.

Para fortuna de todos las vacunas ya están llegando, pronto todos los médicos y las personas mayores de 60 años estarán vacunados, lo que significa un mayor poder de contención y un foco menos de infección, aunque hay que decirlo, es el primer paso aún en proceso.

Sin embargo, ese avance nos permite estar mejor preparados para iniciar poco a poco el proceso de recuperación y con toda precaución, disciplina y responsabilidad, tratar de que la tercera ola que se espera después de la Semana Santa, sea lo menos dañina posible.

Afortunadamente cada vez más personas se han habituado al uso de cubre bocas, gel sanitizante y a respetar los protocolos; las empresas han hecho lo propio, incluso, automatizando la aplicación de soluciones desinfectantes y siendo sanitariamente más estrictos.

Este fin de semana recibiremos miles de visitantes y muchos de los residentes viajarán a otras ciudades, el riesgo es inminente y seguramente habrá un repunte porque el virus va y viene. Ojalá y sea mínimo.
 

Comentarios