LA BUFADORA

BUFADORA

Por El Mosquito
martes, 20 de abril de 2021 · 01:30

El primer debate entre los candidatos y candidatas a la gubernatura de Baja California que organizó el domingo pasado por la noche el Instituto Estatal Electoral, resultó muy aburrido, con nula difusión y por ende una raquítica audiencia si consideramos que el padrón de votantes en la entidad es de casi tres millones de personas, y en promedio sólo alrededor de 8 mil cibernautas siguieron dicho encuentro de aspirantes, así que este esfuerzo no trascendió.

El hecho de que sean muchos los contendientes y que no estuvieran en el mismo sitio con motivo de la pandemia, afectó la dinámica del pretendido debate, porque era evidente que los candidatos no se prepararon, al igual que los moderadores, quienes se centraron en los problemas y rezagos de Mexicali, como si el resto de los municipios no existiera.

Obviamente la abanderada de Morena, Marina del Pilar Ávila Olmeda fue el centro de todos los ataques, pero Jorge Hank Rhon del PES, y Lupita Jones Garay de la alianza Vamos Por Baja California, no aprovecharon la oportunidad, y el primero casi pasó inadvertido.

Esperemos que el segundo debate sea más atractivo, lo promuevan con anticipación, y haya propuestas acompañadas de certeros diagnósticos y soluciones reales y posibles, aunque eso implica documentarse.

La más rápida del oeste
La que podríamos llamar la encuesta más rápida del oeste es la de Demoscopia Digital que apenas unos minutos después de terminado el debate le dio el triunfo a Marina del Pilar Ávila Olmeda, candidata a la gubernatura de la coalición “Juntos Hacemos Historia en BC”.

Según un boletín de la oficina de la candidata, la medición en la que participaron mil 300 personas en forma digital, inmediatamente después de que el debate culminó: el 43.8 por ciento consideró que Marina del Pilar ganó el debate.

El segundo lugar fue para Victoria Bentley, ya que la abanderada de Redes Sociales Progresistas se llevó el 14.2 por ciento; Guadalupe Jones el 10.4; y, Jorge Hank obtuvo el 9.3 por ciento.

A la pregunta sobre quién presentó las mejores propuestas, el 47.3 por ciento opinó que fue Marina del Pilar; Victoria Bentley, el 18.7; Guadalupe Jones, 9.1 por ciento; mientras que Jorge Hank apenas obtuvo el 5.3 por ciento.

Que conste, este insecto solamente reporta lo que le hicieron llegar, pero si tu lector, tienes otros datos, son bienvenidos.

De izquierdosos
Para nadie debe ser un secreto que la cuarta transformación, que podría ser el subtítulo del Plan Nacional de Desarrollo, se ha cobijado en el manto de la lucha de la izquierda mexicana, un movimiento ideológico que pasó por muchos partidos, pero que se vino a concentrar en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

 Sin embargo, a la luz de la presente órbita gubernamental, son pocas las voces de los hombres y mujeres de la auténtica izquierda que se hacen notar en las políticas públicas, y para no ir muy lejos, en el caso de Ensenada podemos mencionar los nombres de Armando Duarte Moller, Gilberto Flores Muñoz, Mario Galaviz Quintero, Hugo Amao González, Alfonso García Quiñónez y Alfonso Arámbula, por citar sólo algunos ejemplos.

Que conste que este mosco no tiene porqué criticar las filias y las fobias de los gobernantes en turno, y sin querer pretender ser envidiosos con aprovechados, amigos e invitados, que se vale, sí quiere hacer notar que sería interesante ver a las personas que han sido congruentes con un ideal, y que a la fecha no han tenido la oportunidad de “alinear” en el cuadro titular en este momento del partido en el que su equipo va ganando.

Y es que de eso ya pudieron disfrutar los hombres y mujeres de la derecha, quienes habían sido perseguidos, amenazados, castigados y hasta encarcelados por seguir sus ideales, esto cuando el PAN ascendió al poder en Ensenada, Baja California y el país.

Estamos de acuerdo que, en estos momentos de la vida política de México, las ideologías no están marcando los cuadros, candidatos ni colaboradores, quienes se ponen varias camisetas con la misma facilidad que cambiamos de preferencia en los platillos que se sirven en un bufet.

Por eso, este zancudo considera que, habiendo personajes formados y madurados en una ideología legítima, persistente y congruente, sería interesante verlos en acción, desde los espacios en los que se toman las decisiones, no como la oposición desde la cual lucharon y ahí permanecen todavía.

Otra reforma

 El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila, señaló que luego de las elecciones del 6 de junio será inevitable que el Congreso discuta una nueva reforma electoral.

Durante la presentación de su libro “Nulidades y procedimientos sancionadores en materia electoral”, consideró que es obligado un análisis juicioso sobre el proceso histórico y actuar de los órganos electorales, de los tribunales y de quienes los dirigen.

Explicó que se tienen que revisar las sanciones a candidatos y partidos, la proporcionalidad de las mismas, evitar la no afectación de derechos políticos, los límites de la propaganda gubernamental y las campañas en internet, entre otros puntos.

A su parecer, los órganos electorales han abuso y excedido en su función, al crear y sustituir al órgano legislativo al emitir sus lineamientos.

Advirtió que existen campañas negativas y frente a la pandemia se pagan cantidades millonarias en redes sociales, “para pautar redes sociales sin control, ejércitos de bots que construyen guerra sucia en contra de candidatos y partidos”.

En base a esa visión, pronto los órganos electorales serán visto como las policías frente a los delincuentes por la intervención de las instituciones de derechos humanos, es decir, les atarán las manos y como ahora los delincuentes se salen con las suyas ante cualquier argucia, los candidatos podrán seguir saltándose las reglas ante árbitros atados de manos.

El que esté libre de culpa, que lance la primera piedra.
 

 

Galería de fotos

Comentarios