EL GABACHO GACHO

1921 Tulsa, Oklahoma – masacre de 300 negros

Por LeRoy José Amate Pérez*
miércoles, 9 de junio de 2021 · 00:00

Tifany Crutcher, nativa de Tulsa y activista política, cuyo abuelo fue asesinado cuando turbas blancas atacaron un vecindario formalmente conocido como Greenwood, pero mejor conocido como Black Wall Street, el nombre del distrito financiero de Nueva York, era uno de los pocos barrios negros, en los Estados Unidos, que estaba prosperando económicamente.

Durante esos días, no había leyes que apoyaran los derechos humanos o defendieran a los negros de la segregación racial, la discriminación y la violencia que prevalecía en esos días.

Debido a esto, cualquier tipo de comunidad negra floreciente se percibía automáticamente como una amenaza, y Black Wall Street era solo eso. Era una comunidad muy fuerte de más de 10,000 residentes negros que eran dueños de sus propias casas, negocios, escuelas, restaurantes, hoteles, un hospital, un banco, doce iglesias quemadas y más. En los 40 acres de la comunidad, también hubo una distribución equitativa de la riqueza entre sus clases media y alta.

Pero esto enfureció a los blancos racistas. De hecho, debido al auge petrolero en el estado de Oklahoma, muchos residentes negros, aunque todavía se consideran ciudadanos de segunda clase, recibieron mejores oportunidades económicas que sus vecinos blancos. Esto provocó una indignación de odio y mentiras hacia los negros, acusándolos de crímenes que no cometieron.

Finalmente, se produjo una acusación falsa de un intento de agresión sexual que motivó a una turba de hinchadores a tomar medidas. Y su idea de justicia era acabar con Black Wall Street. Y así, el 31 de mayo de 1921, no solo quemaron todos los negocios negros y más de 1,000 casas, sino que también asesinaron a cientos de residentes. Peor aún, cuando los residentes negros intentaron defenderse, miles de ellos fueron arrestados por la policía. Los veteranos negros de la Primera Guerra Mundial fueron enviados a campos de detención.

Fue una de las masacres más grandes de ciudadanos negros en Estados Unidos, y todo sucedió en solo 16 horas! La primera y última vez que aviones privados arrojaron explosivos sobre ciudadanos estadounidenses. Para colmo de males, el hermano gemelo de Tifany Crutcher, Terence, fue asesinado por la policía, tanto su abuelo en la masacre de 1921 como su hermano gemelo.

El 16 de septiembre de 2016, Terence Crutcher, de 40 años, fue asesinado a tiros por un oficial de policía de Tulsa que respondía a los informes de un vehículo abandonado en la carretera. Imágenes de video de un helicóptero de la policía y un coche de policía muestran a Crutcher caminando hacia un vehículo con las manos levantadas antes de ser disparado por una Taser y luego asesinado por el disparo de un oficial. Terence estaba desarmado cuando muere.

Más de 300 residentes negros fueron masacrados y Black Wall Street destruido. Hoy, hay veinte mil pequeñas empresas en Tulsa. Solo el 1% son propiedad de negros. Los investigadores del gobierno estatal encontraron fosas comunes, excavadas apresuradamente para ocultar los crímenes. Diez mil se quedaron sin hogar. Los últimos supervivientes de la masacre tienen ahora 106, 107 y 100 años de edad. Todos recuerdan haber guardado el velo del silencio por temor a represalias.

Aproximadamente 10,000 personas negras se quedaron sin hogar y los daños a la propiedad ascendieron a más de $1.5 millones en bienes raíces y $750,000 en propiedad personal (equivalente a $32.65 millones en 2020). Muchos sobrevivientes se fueron de Tulsa, mientras que los residentes blancos y negros, que se quedaron en la ciudad, guardaron silencio sobre el terror, la violencia y las pérdidas resultantes durante décadas.

La masacre se omitió en gran medida de las historias locales, estatales y nacionales. Los sobrevivientes de la masacre fueron amenazados si no guardaban silencio. El KKK era muy poderoso en la década de 1920 en Oklahoma.

En 1996, 75 años después de la masacre, un grupo bipartidista en la legislatura estatal autorizó la formación de la Comisión de Oklahoma para estudiar el motín racial de Tulsa de 1921. El informe final de la comisión, publicado en 2001, afirma que la ciudad había conspirado con una turba de ciudadanos blancos contra ciudadanos negros; recomendó un programa de reparación a los sobrevivientes y sus descendientes.

El Estado aprobó una ley para establecer becas para los descendientes de sobrevivientes, fomentar el desarrollo económico de Greenwood y desarrollar un parque en memoria de las víctimas de la masacre en Tulsa. El parque se inauguró en 2010. En 2020, la masacre se convirtió en parte del plan de estudios de la escuela de Oklahoma.

La masacre de Tulsa no fue la única limitación racista para los ciudadanos estadounidenses negros y morenos. Los gobiernos estatales durante los años 40 y 50 decidieron construir sistemas de carreteras interestatales - ¨FREE WAYS¨. Ahora se acepta ampliamente que la ley de DOMINIO INMINENTE se usó para destruir vecindarios de color. Mis abuelos fueron víctimas de dominio inminente, un barrio de San Francisco, mayoritariamente hispano.

Perdieron la casa y el valor que representaba para nosotros, que fuimos estafados de esa herencia, que valía mucho más que la miseria que les pagaba el gobierno a mis abuelos. Esa propiedad hoy estaría valorada en alrededor de un millón y medio de dólares. Esto permite al gobierno tomar posesión de propiedades privadas.

Ahora sabemos que el racismo institucional todavía existe. Engañando a generaciones de color, de su derecho a desarrollar la riqueza durante generaciones. Tulsa y todos los gobiernos estatales de EU deben proporcionar reparación.

Se cometieron crímenes y los blancos, para variar, deben rendir cuentas. Pregúntele al grupo de ciudadanos más difamado y económicamente discriminado. Las poblaciones indígenas y ex esclavas de hispanos y negros. La brecha entre negros y blancos persiste incluso entre los niños que crecen en el mismo vecindario.

Al controlar los ingresos de los padres, los niños negros tienen ingresos más bajos en la edad adulta que los niños blancos en el 99% de las secciones del censo. Los estudios sugieren que reducir la brecha de ingresos entre negros y blancos requerirá esfuerzos cuyo impacto en el vecindario y las líneas de clase, y que aumente la movilidad ascendente específicamente para los hombres negros.

*Productor y conductor de Soul Street, domingos a las 20:30 horas por 92.9 FM

leeamate@gmail.com

 

Comentarios