LA VERDAD SEA DICHA

Los candidatos y los partidos

Por Guillermo Hurtado Aviña
miércoles, 9 de junio de 2021 · 00:00

He dicho en otras ocasiones que una de las obligaciones de los partidos políticos, es la de crear candidatos para los diferentes puestos que se disputan en las elecciones electorales, pero no, los partidos últimamente se han desentendido de esa obligación, lo que lo han puesto en dificultades a la hora de tener que designar a las personas que deben representarlos en esas contiendas.

De veras, igual que los equipos de béisbol que tienen siempre lanzadores zurdos, derechos, de bola rápida, curveros, para que al momento en que va a empezar el juego, y según el equipo contra el que se van a enfrentar, manden a la loma de los disparos al mas adecuado para lanzarle al equipo contrario, no se pueden dar el lujo de no tener lanzadores o no tener al adecuado para ese juego, los partidos políticos tienen la obligación de formar candidatos que tengan diferentes perfiles, para que a la hora en que se presente una contienda electoral, tengan de donde escoger a la persona que deba representarlos.

Sin embargo, ningún partido ha cumplido con la responsabilidad que tienen de formar candidatos que sean competitivos, para lograr un cargo de elección, omisión que los ha obligado, en la mayoría de los casos, a designar candidatos que no reúnen las mínimas exigencias que deben cumplir los aspirantes a participar como representantes de un partido.

Un ejemplo de lo anterior lo tenemos en esta contienda que se celebró el domingo seis de los corrientes, en que los partidos políticos, todos, se vieron obligados a confesar, tácitamente, que no tenían elementos de calidad que pudieran representarlos en esta confrontación, viéndose en la imperiosa necesidad de designar como sus candidatos, a personas desconocidas, sin ninguna trayectoria política, o en buscar a candidatos sin partido, ciudadanos, como se les llama, que tampoco son conocidos de los votantes, ni tienen una práctica en participación política.

Hubo partidos que tuvieron que llamar a participar a fulanos majaderos, de mala fama, como el dizque actor Alfredo Adame, luchadores, ex jugadores de fútbol, Paquita la del Barrio, y otros de la misma clase, ajenos a la política.

Aquí, en Baja California, tuvieron el desatino de proponer como candidata a la gubernativa del Estado, a una persona solamente conocida en el ambiente de las modelos y cuestiones de belleza, que confesó que no sabía ni jota de política, y a pesar de esa confesión insistieron en proponerla y ella en aceptar ser candidata a un cargo del que no sabía de qué se trataba de un cargo para el que no estaba preparada, ni tenía la residencia de quince años anteriores a la elección.

Por lo que respecta a las candidatas a presidentas municipales, debo admitir que no supe por quién votar, ya que ninguna me pareció tener la capacidad necesaria para ese cargo, así es que voté por…

Los partidos políticos que no tuvieron un representante adecuado, quedaron como partidos, sí, partidos en pedazos. ¿Estas de acuerdo, inteligente lector?

¡Gracias, te debo una!
 

Comentarios