Desde El Vigía

Patio trasero

Por Editorial El Vigía
jueves, 15 de julio de 2021 · 00:00

Cuando en el centro del país se refieren a que Baja California corre el riesgo de convertirse en el patio trasero de Estados Unidos si se retorna al esquema de zona libre, en los hechos desde hace años en todos los municipios de la entidad se venden de forma irregular vehículos, electrodomésticos, muebles y ropa usada en gran escala que proviene del sur de California, pero jamás se ha pensado en establecer centros de reciclaje que cumplan con la normatividad ambiental.

En el país 15 entidades cuentan con empresas dedicadas al reciclaje, pero el 59 por ciento se concentra en Jalisco, Baja California, Ciudad de México, y el Estado de México.

Sin embargo, en México sólo el 10 por ciento de los residuos electrónicos se reciclan, el 90 por ciento restante tiene un paradero incierto, alertan especialistas.

Un residuo electrónico es un aparato electrónico que ha dejado de funcionar por estar dañado o uno funcional que fue desechado por actualización u obsolescencia.

Estos aparatos pueden contener sustancias tóxicas consideradas residuos peligrosos por contener materiales como mercurio, por eso requiere manejo diferenciado.

“(En América) el primer lugar (en generación de residuos eléctricos) es Estados Unidos, con una generación anual de 7 millones de toneladas. El segundo lugar es Brasil con una generación anual de 2 millones de toneladas anuales; y México en tercer lugar con 1.1 millones de toneladas.

“El continente americano tiene un porcentaje de reciclaje del 9 por ciento, en el caso de México es del 10 por ciento”, precisó Ives Gómez Salas, coordinador general de Proyectos COP del PNUD en México.

Televisores, celulares, computadoras, grabadores y reproductores de sonido son de los aparatos más desechados y con la pandemia los residuos electrónicos podrían aumentar.

Especialistas coincidieron que se requiere de inversión público privada para aumentar los niveles de reciclaje.

Asia es el primer generador de residuos electrónicos con 24.9 millones de toneladas, le sigue América con 13.1 millones de toneladas y Europa con 12 millones de toneladas, complementó Ricardo Ortiz Conde, director general de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas, en Semarnat.

En tanto África y Oceanía están en las últimas posiciones.

A nivel mundial la generación de residuos electrónicos en 2020 fue de 53.6 millones de toneladas, sólo el 17.4 por ciento quedaron oficialmente documentadas como acopiadas o recicladas, el resto, 82.6 por ciento de los residuos electrónicos, cuentan con un paradero incierto.

Del 82.6 por ciento no documentado se detectan cada año 50 toneladas de mercurio y 71 mil toneladas de plásticos BFR, que tienen un efecto inhibidor en la combustión de materiales orgánicos, que se liberan al medio ambiente.

Así, un total de 98 millones de toneladas de CO2 se liberaron a la atmósfera por residuos electrónicos que no se gestionaron de forma ambientalmente adecuada, lo que equivale al 0.3 por ciento de las emisiones mundiales relacionadas con energía, alertó el director.

Esas cifras nos hablan de una urgente necesidad de legislación ambiental en ese sentido y políticas públicas que promuevan el reciclaje y aprovechamiento de esos residuos, y una enorme participación de empresas y sociedad. ¿Quién da el primer paso?
 

Comentarios