EL SOPOR DEL BUITRE

Nuevo partido local

Por: Gerardo Sánchez García*
viernes, 24 de junio de 2022 · 00:00

A raíz de la mención en esta columna del Pendejómetro, un lector -que se sintió plenamente identificado con esa medición-, ha propuesto la creación del Partido Especial de Pendejos de Ensenada (PEPE), organización partidista que aseguró podría reunir a miles de pendejos, pendejas y pendejes que pululan por el municipio.
El promotor sustentó sus propuestas con numerosos argumentos de los cuales solamente enlistaremos algunos: a) éramos el municipio territorialmente más grande del país y dejamos de serlo: ¡por pendejos!; fuimos una de las ciudades más tranquilas de México, hoy estamos en el top ten de las urbes más violentas del mundo: ¡por pendejes!; tenemos la playa más contaminada de México -obvio-, ¡por pendejetes!
Las obras públicas en Ensenada nunca se terminan por -adivinó-: ¡superpendejazos!
La falta y escasez de agua no se debe a la sequía, sino a: ¡nuestra pendejez! -si no fuera así, ¿cómo es que la gobernadora lo arregló mágicamente?-.
Compramos agua desalinizada carísima, para ensuciarla, medio tratarla y después arrojarla al mar, ello debido a una pendejitis social nivel Sayayín.
Llevamos años pidiendo ampliar el Tramo de la Muerte y cuando se construye, nos quejamos amargamente de que el caminito alterno vale pura m&%$. La causa: pendejismo estructural carretero.
Los motivos de creación del PEPE son muchos, enlista el pendejísimo y amable lector, que incluso propone el concepto básico de esta agrupación: ¡Pendejes unides, jamés serén vencides! (cabe aclarar que no lo propuso así, pero un servidor lo adaptó para no ser objeto de una denuncia por cuestiones de género, discriminación sexual, preservación del dominio judeo patriarcal, machista dominante, etcétera).
P.D.- No se admitirán militantes de otros partides, nuestra pendejez es legítime, honeste y sin expertiz.

Morir ahogado en el desierto
En medio de la sequía la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada se ahoga en un mar de deudas, juicios, irregularidades y la falta de credibilidad social. Un desprestigio que se ha ganado a pulso y que remachó en esta semana un reciente análisis de la organización civil ObserBC, que muestra un panorama para la Cespe más negro que conciencia de diputado federal.
En dicho reporte se hace una pregunta inquietante sobre el manejo poco claro de 693 millones de pesos en tres años. 
También se informa que el agua desalinizada que compra la Cespe no la paga la Cespe sino el Gobierno del Estado, que nos cobra intereses por pagar lo que la paraestatal no paga. Hasta diciembre del año pasado por ese único concepto le debemos a Marina del Pilar, 839 millones de pesos.

Descuento
El lunes los burócratas sindicalizados cerraron el Palacio Municipal y realizaron un paro en demanda del cumplimiento de diversas prestaciones por parte del ayuntamiento.
En un inusual -y bravísimo- posicionamiento el gobierno ayalista anunció que les descontarían el día a los paristas, agregaba además que por un día cerrado en las oficinas municipales se perdían cinco millones de pesos en ingresos.
De ser cierto, la administración municipal tendría que interponer una denuncia penal por las pérdidas registradas y demostrar públicamente que descontó el día a los paristas.
Ello podría provocar que los sindicalizados denunciaran penalmente al alcalde por retener y no pagar las cuotas del Issstecali y emplazar a huelga por los incumplimientos en sus prestaciones.
Pero, eso no ocurrirá. El ayuntamiento hará cómo que resuelve y atiende las demandas y el sindicato cómo que representa y lucha por sus agremiados. Así hasta el próximo paro ya que, como pleito chilango, podrán “peliarse” y aruñarse, pero nunca hacerse daño. 

Adelantados
El INE ya sacó la primera tarjeta amarilla a la corcholata y corcholatos de Morena que se sienten presidenciables. Es un anticipo de lo que nos espera: funcionarios (as, es) que utilizando el poder público hacen pre-pre-campaña, pisoteando la normatividad electoral, la inteligencia y respeto a los ciudadanos, ciudadanas y ciudadanes.
Por supuesto que están en su derecho de aspirar y competir, pero no violentando la ley que juraron cumplir y hacer cumplir. 
Lo malo es que a nivel local esas conductas ilícitas y tramposas ya se están aplicando. 
Este columnista, que lleva ya algunos años en este oficio y en esta vida, se siente en un regreso en el tiempo, es el retorno del PRI abusivo, autoritario y marrullero. 

Equinoterapia
Para todo mal, un caballito de mezcal. Para todo bien, también.

*El autor es periodista y atlantista
elsopordelbuitre@hotmail.com 

...