EL SOPOR DEL BUITRE

Desesperanza de México

Por: Gerardo Sánchez García*
viernes, 5 de agosto de 2022 · 00:00

Este sábado 30 de julio fue un día triste para la democracia en Ensenada. La convención distrital del Partido Morena fue un retroceso de décadas ante el cínico y desvergonzado acarreo de votantes, inducción y compra de votos.
Lamentable por la falta de ética y valores de neomorenistas, morenistasprianistas y morenistas “puros” que incurrieron en esos actos y/o los consintieron con borreguil silencio, perversidad, cobardía y complicidad.
Actuaron como en los peores tiempos del PRI y el PAN, cuatroteistas que se dan baños de pureza y aseguran son distintos que los de antes. 
Los mismos que aseguran que no roban, no mienten y no engañan. Aunque tal vez sea cierto, son diferentes, son mucho más descarados.
Más desalentador aún porque si bien es bochornoso el actuar de esos políticos, lo es también el comportamiento de los ciudadanos, ciudadanas y ciudadanes que, por una despensa, un valecito de gas o una mera promesa de gestión vendieron, rentaron la dignidad y su voto.
Cientos de morenistas “maruchan” -cocinados en menos de tres minutos-, electores nalgasprontas, llevados y traídos a las urnas como viles y pinches borregos.
La frase no es mía, es de un indignado académico que atestiguaba con este reportero/columnista lo que ocurría en la Universidad Xochicalco el sábado pasado y maldecía por el evidente uso de recursos públicos en ese proceso.
“Esto es una elección de Estado, no una asamblea partidista. Que poca madre, retrocedimos décadas en este país”. Lamentablemente tiene razón.

Camioneta mágica
Dicen los abogados que el que acusa tiene “la carga de la prueba” y el pasado miércoles el Fiscal General, Iván Carpio Sánchez, hizo una serie de acusaciones contra Moisés Ramírez Izquierdo, director del Fidue, vinculándolo al incidente de una camioneta incendiada y baleada el día sábado en la carretera Tecate-Ensenada.
El vehículo es patrimonio del fideicomiso y estaba bajo el resguardo de Ramírez Izquierdo, quien asegura que el día viernes -antes del incidente- dicho vehículo estaba “yonkeado” y en condiciones de inservible.
Este último dato genera todavía un mayor misterio porque implicaría que quienes robaron el vehículo lo repararon en unas cuantas horas, lo transportaron con una grúa o lo llevaron empujando hasta la carretera a Tecate para dejarlo a mitad de camino, balearlo y luego incendiarlo.
Las tres hipótesis resultan factibles, pero complicadas de realizar y también muy difíciles de creer.
Es aquí donde la Fiscalía tendrá que realizar una investigación que convenza y presente pruebas contundentes y creíbles.
Han pasado semanas desde que se incendiaron las oficinas del Indivi en Ensenada y no se ha informado hasta el momento de la detención del responsable, ello por mencionar solamente uno de los muchos delitos que están pendientes por aclararse. 
Es fundamental el castigar a funcionarios o ciudadanos que cometan un delito, pero actuar por consignas partidistas en materia de justicia es malo, peor aún que prevalezca la impunidad por motivos políticos.

Develación de género
La próxima semana en el Partido Acción Nacional podrían sustituir sus tradicionales asambleas partidistas por una fiesta de develación de género. 
Sí, acertó lectoro, lectora o lectore esas reuniones en las cuales desde con el uso de helicópteros, humo de colores, confeti, papel picado, globos rellenos con el elemento más fantasioso se sabrá si será niño, niña o niñe la próxima criaturita.
Todo ello porque en Acción Nacional se revisa si la siguiente dirigencia municipal le corresponderá a hombre o mujer.
El tema no es trivial, pues entre algunos militantes de conciencia y apariencia masculina existe una doble resistencia, la patriarcal-machista y la segunda por la imposición sorpresiva e inesperada de los temas de género.
Generalmente en estas fiestas de develación de género cuando se sabe si es rosa o azul pocos son los desilusionados o desilusionadas, esperemos que en el PAN tengan la madurez para aceptar el color que el destino les depare.

Playa Hermosa y El Ciprés
Resultados de monitoreos efectuados por la Facultad de Ciencias Marinas de la UABC pusieron en evidencia que Playa Hermosa y El Ciprés tienen altos índices de materia fecal, 344 y 420 nmp/100 mililitros, respectivamente.
Esos datos ponen en duda lo anunciado recientemente por la Cofepris y Coepris sobre la sanidad de esas aguas para el uso recreativo.
Hay un aspecto positivo y negativo de estos resultados. El primero de ellos es que Playa Hermosa ya no es la más contaminada de Ensenada, ahora lo es El Ciprés.

*El autor es periodista y atlantista
elsopordelbuitre@hotmail.com 

...