Columnas

Antropología Sociocultural

jueves, 9 de abril de 2015 · 03:57
Por: Antrop. Social Claudia E. Delgado Ramírez*
 
 
Las andanzas antropológicas de los que colaboraremos en esta columna, son muy diversas en términos de nuestras disciplinas, temas de investigación y experiencias profesionales, debido a esto quiero iniciar esta relación con ustedes, nuestros lectores, con la debida y necesaria explicación de lo que es la Antropología Sociocultural (nombre que utilizaré en este momento para incluir tanto a la antropología social como a la cultural), disciplina en la que me he formado y desarrollado durante varios años. 
Empezaré explicando que la Antropología es la ciencia que estudia a la humanidad en sentido amplio. Se divide en diversas disciplinas tales como la arqueología, la lingüística, la antropología física, la etnohistoria, la etnología, la historia y la antropología sociocultural. De manera general, podemos decir que estas ciencias antropológicas estudian la organización social y la cultura de tipo material como también la cultura no material o intangible de las sociedades en diferentes momentos prehistóricos, históricos y de la modernidad. 
Ahora bien, la antropología sociocultural es la rama cuyo objeto de estudio son las sociedades y sus culturas. Estas sociedades pueden ser urbanas y rurales, y pueden caracterizarse por procesos históricos de mestizaje y asimilación cultural (tal es el caso de nuestros país), por ser mayoritariamente indígenas (como diversos estados de la república mexicana) y por estar conformadas por diversos grupos migrantes étnicos de origen extranjero e indígenas (por ejemplo rusos, japoneses, mixtecos y zapotecos como en Ensenada). 
En estas sociedades culturalmente diversas, podemos observar distintos grados de relaciones sociales en ámbitos distintos, como el económico, el político, el educativo y el laboral, por mencionar algunos. Debido a estas particularidades en las relaciones y los procesos que se gestan, es que la antropología sociocultural se ha especializado, para enfatizar su estudio, en varias subdisciplinas como la antropología económica, la antropología política, la antropología urbana, la antropología simbólica, la antropología marítima, la antropología de las religiones, la antropología del desarrollo, la antropología ambiental o ecológica, entre otras especialidades. 
Sin embargo, el estudio de la organización social y de la cultura, no es lo único que otorga singularidad a esta ciencia social; su metodología fundamentalmente cualitativa, ha conferido a la antropología sociocultural su carácter único, particularmente por el desarrollo y consolidación de la Etnografía como método privilegiado de investigación antropológica.
Como mencioné, la etnografía es un método que integra diversas técnicas de investigación de campo, es decir, de recopilación de información empírica; entre éstas destacan la observación directa y la observación participante, las entrevistas abiertas, estructuradas y semiestructuradas, la historia de vida y el desarrollo de genealogías, sin embargo, la etnografía además de un método es un texto que integra la descripción analítica de un grupo social y sus características culturales, lo que en su expresión más sencilla conocemos como monografía y que dado la complejidad analítica y el andamiaje teórico en el que se sustenta puede convertirse en ensayos, artículos y libros de carácter científico. En términos generales, esto nos permite entender la antropología sociocultural y el ámbito de mis futuras contribuciones a este espacio.

* La autora es profesor-investigador del Centro INAH Baja California.

Comentarios