COLUMNAS

Andanzas antropológicas

Por Claudia E. Delgado Ramírez
viernes, 5 de febrero de 2016 · 00:00
¿Quiénes son "migrantes”?

Desde mi llegada en 2010 a Baja California, he constatado el carácter multicultural que define su territorio y las realidades de los diversos grupos y comunidades que conforman la base económica, política y sociocultural de este estado fronterizo. La actividad agrícola se caracterizó en el Valle de Mexicali, por la presencia de la fuerza de trabajo china en la época del "oro blanco”; el desarrollo de la pesca y el buceo en el litoral del pacífico tuvo sus orígenes en el conocimiento de los japoneses traídos específicamente para consolidar este ramo de la economía; la llegada de los rusos a principios del siglo XX fue también de relevancia para el desarrollo del valle de Guadalupe. A principios del presente siglo, la ciudad Puerto de Ensenada se reconocía a nivel nacional por ser la ciudad con el mayor número de investigadores per cápita, y considerando a los estudiantes de posgrado y los investigadores de distintas instituciones educativas en Tijuana y en Mexicali, es difícil no percatarse de los diversos orígenes que les preceden: gente y en algunos casos comunidades del otro Distrito Federal, de Veracruz, de Morelos, de Guadalajara, de Sinaloa, de Oaxaca por mencionar los nacionales; así como de España, Chile, Ecuador, Perú, Argentina y por supuesto del vecino país.

 

En resumen, el actual estado de Baja California está conformado por múltiples personajes y minorías estatales, étnicas e indígenas, sin embargo, es notable que sólo un grupo de personas es referido como "migrante”. La población indígena y no indígena que proviene de diversos estados del centro y sur de nuestro país y que ha venido a engrosar las filas de la mano de obra agrícola, miles de jornaleros que sostienen la industria hortofrutícola en este estado, son común y constantemente llamados migrantes, migrantes asentados o migrantes temporales, son sujetos de una alta precariedad laboral y social, paradójicamente, son ellos los que producen riqueza y los que menos participan de sus beneficios. Aunque una gran parte de ellos tienen más de una década viviendo en el estado y su progenie ha nacido en Baja California, es decir, son mucho más "bajacalifornianos” de lo que probablemente sea usted estimado lector, y sin duda de lo que soy yo y varios miles de "foráneos” que hemos encontrado en este estado un buen lugar para vivir y trabajar, ellos siguen siendo denominados "migrantes” mientras que nosotros, los profesionistas, empresarios, estudiantes, comerciantes y empleados gubernamentales no recibimos esta denominación. Entonces ¿quiénes son migrantes?, si consideramos nuestros lugares de nacimiento y crianza somos todos los que venimos "de afuera”, pero si consideramos nuestra posición en el entramado económico, social y político que teje la vida cotidiana en las ciudades y el campo, la respuesta es "algunos”. Los que tenemos una "posición privilegiada” en este entramado no somos considerados migrantes, aquellos que se encuentran en una posición marginal, precaria, vulnerable debido a su adscripción a un grupo indígena "no nativo”, aquellos que "se ven” como indígenas, aquellos que trabajan como jornaleros o comerciantes ambulantes del primer cuadro de este puerto, aglomerados bajo el término despectivo y discriminatorio de "oaxaquitas” o simplemente "mixtecos” (no todos los indígenas no nativos de Baja California son mixtecos), ellos sí son considerados migrantes. Tenemos entonces que "migrante”, aunque describe la situación de movilidad del lugar de origen hacia otro lugar, no incluye a todos los que lo somos.  "Migrante” es una categoría analítica sí, pero también es una categoría excluyente y discriminatoria, una forma de reproducción de la desigualdad social, la vulnerabilidad y la precariedad laboral.

Comentarios