ECONOMÍA Y POLÍTICA

Protagonismo de basura

Por Rolando Daniels Pinto
lunes, 03 de septiembre de 2018 · 00:00

Si eliges la creativa y serena luz del anonimato, tendrás una vida libre, auténtica y sencilla;pero, si la vanidad te ciega con el brillo fatuo del protagonismo, tu vida será una vulgar farsa y tú su frustrado actor.

José Luis Rodríguez Jiménez (historiador español)

Soberano ridículo hicieron el Consejo Ciudadano BC y su presidente Mario Jacobo Zepeda, yendo a tirar basura frente al Palacio Municipal como un acto de “protesta”, por el deficiente servicio de recolección de basura que presta el gobierno Municipal de Ensenada; fue un derroche de protagonismo.

Para empezar dicho organismo no es consejo ni tampoco ciudadano, sino es el juguete que su presidente utiliza para auto promoverse políticamente; no olvidar que hace dos años trató de postularse como candidato independiente a la alcaldía de Ensenada, pero todo quedó en un fracasado intento.

Basta ver la miserable convocatoria de esa supuesta asociación civil – no se sabe si tiene o no Acta Constitutiva, ni cuántos ni quiénes son sus asociados, o si sólo es puro membrete – para darse cuenta que su protesta no tiene en el fondo la aprobación ciudadana, aunque la gente esté molesta por el mal servicio de recolección de basura; quizá el ciudadano entiende que esa seudo protesta no es la solución.

¡Que nadie se equivoque! El presente no es una defensa del gobierno municipal, sino una crítica al protagonismo de un personaje ávido, que decir ávido, urgidísimo de notoriedad para que cualquier partido político – el que sea y si es Morena mejor – lo postule a… lo que sea; él ansía ser político.

Se afirma que no es ni consejo ni ciudadano porque, si ir a tirar basura al Palacio Municipal es su majestuosa idea, como dijo José Antonio Meade: “¡No hombre, unos genios!”; pero tampoco se ve muy ciudadano. ¿Acaso tienen un acta firmada de la reunión donde decidieron tan alucinante protesta?

La verdad, es que Mario Zepeda, puede emular y parafrasear a Luis XIV diciendo: El Consejo soy yo; pero realmente es vergonzoso y lamentable que algunos ciudadanos se organicen para actos tan intrascendentes; cierto, el problema en la recolección de basura es grave por toda Ensenada, al grado seguramente del hartazgo, pero irla a tirar en Palacio Municipal realmente no soluciona nada.

Lejos de ello, esa acción fue una ofensa para quienes acuden por algún servicio a Palacio Municipal y también para quienes ahí laboran y no tienen velo en ese entierro; quizá hayan inquietado – molestado – en algo al Presidente Municipal, Marco Antonio Novelo, pero al final de poco servirá también eso.

El problema de la recolección de basura es estructural y añejo, que ahora esté haciendo crisis es resultado de no encontrar soluciones novedosas, de carencia de recursos y, también, de la no aplicación estricta del reglamento municipal que obliga al ciudadano a separar su basura en casa. ¿Lo sabían?

¿Se imaginan si un día el servicio de recolección de basura deja de prestarse a todos quienes no ordenan su basura y no separan el cartón y el papel, el vidrio, el aluminio, los plásticos, etc., tal y como lo exige el reglamento? No debe soslayarse que la responsabilidad originaria de la basura es de quien la genera y el gobierno tiene la obligación constitucional de recogerla, más no necesariamente gratis.

Si el disque Consejo Ciudadano BC quiere aportar ideas para solucionar el problema de la basura, debe hacer cosas más inteligentes y útiles; tal vez de momento no sirvan para la proyección personal de su flamante presidente – ahora que está por iniciar el proceso electoral – pero a largo plazo quizá sí.

En entregas anteriores, este espacio ha planteado algunas opciones para resolver el problema de la recolección de basura, quizá no las mejores, pero sí susceptibles de analizarse por quienes realmente tienen el interés de solucionar el asunto, no por quienes sólo les interesa llevar agua para su molino.

Todo mundo tiene el derecho de buscar un cargo de elección popular o, por qué no, de ser funcionario por designación; pero eso inventarse membretes y manipular los problemas en aras de la proyección personal, no refleja vocación de servicio, sino oportunismo, y de eso la gente ya está bien harta. ¿O no?

rdanielspinto@hotmail.com

Comentarios