ANDANZAS ANTROPOLÓGICAS

Recapitulando a El Proyecto Arqueológico El Vallecito

Por Arqlgo. Antonio Porcayo Michelini*
jueves, 30 de junio de 2016 · 00:35

Este 2016 se cumple la cuarta temporada de campo del Proyecto Arqueológico El Vallecito en la famosa zona arqueológica de La Rumorosa, ubicada en el Ejido Jacumé, entre cuyos principales objetivos ha sido el hacer un inventario de toda la evidencia arqueológica contenida en sus 160 hectáreas, resaltando el valor no sólo de sus 23 abrigos rocosos con pinturas rupestres, sino también de toda la actividad prehistórica ahí albergada en abrigos rocosos con ocupación doméstica, campamentos a cielo abierto, talleres líticos, hornos agaveros, etcétera.

 

Los esfuerzos por mantener, conservar y proteger a esta extraordinaria zona arqueológica por parte del Centro INAH Baja California han sido muchos, y por supuesto, tienen antecedentes muy importantes antes de este proyecto que han sido resultado de esos esfuerzos liderados por nuestra delegada, la arqueóloga Julia Bendímez Patterson. El más importante, porque fue el que oficializó la poligonal de protección de El Vallecito, es el que se hizo durante los trabajos del Procede (Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares), encabezados a finales de los noventas por el arqueólogo César Berkovich.

 

Posteriormente colegas del Centro INAH Baja California hicieron sus aportes, entre ellos el arqueólogo Fernando Oviedo y nuestra arqueozoóloga, Andrea Guía Ramírez, quienes empezaron a principios de siglo a dar a conocer sobre todo la manera en que los antiguos pobladores de El Vallecito subsistieron, con datos muy importantes obtenidos en sus excavaciones.

 

Es a partir del año 2010 que quien aquí suscribe empezó por medio del Proyecto Registro y Rescate de Sitios Arqueológicos de Baja California – Fase Municipio de Mexicali, hacerse cargo de la investigación en El Vallecito, y fue en este momento que adquirió su carácter investigativo continuo, sistemático, integrando por primera vez estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, legando hasta el momento una continuidad que afortunadamente no se ha visto truncada desde entonces.

 

Como parte de los resultados obtenidos desde el 2010, y en un esfuerzo conjunto con nuestra delegada, se logró que en el 2013 se hiciera un proyecto específico con sus propios recursos económicos, dados por nuestro Instituto Nacional de Antropología e Historia, para continuar de manera específica develando el fascinante pasado prehistórico de El Vallecito, y es a partir de entonces que con este proyecto se han integrado desde el principio estudiantes y pasantes de la carrera de arqueología de todo el País y California, que han venido de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, la Universidad Autónoma de Zacatecas, Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Universidad Veracruzana, Universidad de Santa Cruz, California, y el San Diego City College.

 

Estas investigaciones han resultado en tesis, artículos, ponencias y trabajos muy importantes de carácter arqueoastronómico, y se ha contado también con una tesis de petrografía cerámica del Instituto de Arqueología del University College London, y trabajos de colaboración binacional con el San Diego Archaeological Center y el Departamento de Antropología de la Universidad Estatal de San Diego.

 

En la presente temporada que se está desarrollando este mes de junio, se está concluyendo con el registro gráfico y fotográfico de la totalidad de las pinturas rupestres en la zona arqueológica, y en un futuro se seguirán realizando más trabajos arqueoastronómicos, dendrocronológicos, hidrológicos y botánicos, para entender el entorno natural, ambiental y cósmico que enmarcaron a esos antiguos norbajacalifornianos que nos legaron ésta muy peculiar y única zona de arte rupestre que le da nombre a un estilo que se extiende hasta el sur de California, el Estilo La Rumorosa, nacido en Baja California.

*El autor es profesor-investigador del Cinah-BC

Comentarios