Andanzas antropológicas

Un bisonte, tres conchas y el poblamiento de América

Por Biol. Andrea Guía Ramírez*
jueves, 1 de septiembre de 2016 · 00:00

Varias son las preguntas que el hombre se ha hecho en cuanto a la presencia de la especie humana en la Tierra, quiénes somos?, de dónde venimos? Y hacia dónde vamos?

 

¿De dónde venimos? Recuerdo que, en la primaria, en la clase de historia mi profesor nos habló sobre el poblamiento de América, en ese entonces se difundía la teoría del poblamiento a través del estrecho de Bering, que durante la última glaciación se cubrió con hielo formando un puente que unió a Asia con América. Este puente se formó hace unos 40 mil años y se mantuvo por 4 mil años, cubriéndose nuevamente con hielo hace unos 25 mil años e inundándose hace aproximadamente 11 mil años. Esta teoría sostiene que el hombre se diseminó desde Asia siguiendo las manadas de megafauna, como mamut y bisonte, que cazaban para subsistir, naciendo así la llamada cultura Clovis.  De acuerdo a la teoría del poblamiento tardío los grupos Clovis atravesaron el estrecho de Bering hace aproximadamente 13 mil años y viajaron al sur por un corredor libre de hielo dando lugar a las primeras evidencias Clovis, todas con fechamientos menores a 13 mil años. Sin embargo, se han descubierto yacimientos con edades superiores a los 14 mil años, uno de ellos es Monte Verde en Chile. Y en la península de Baja California se describieron sitios en las Islas Cedros e Espíritu Santo cuyas edades y características sugieren un poblamiento anterior al Clovis.

 

En los últimos años se abrió el debate en torno a cuándo se pobló América y nuevas teorías tratan de explicar no de dónde venimos sino cómo y cuándo llegamos a este nuevo territorio. Si bien la teoría dice que los primeros pobladores provenientes de Asia entraron a través del puente de Bering, estudios recientes indican que el corredor por donde debieron viajar no fue transitable sino hasta tiempo después, una vez llegados los primeros colonizadores. Esto porque no hay evidencia de que plantas o animales fueran capaces de vivir en esa región y en consecuencia no se contaba con los medios de subsistencia necesarios para un viaje tanto largo como inclemente. Sin embargo grupos más tardíos sí pudieron utilizar esta ruta para viajar de norte a sur.

 

La teoría alterna, y que va ganando fuerza, sugiere que el corredor por donde cruzaron los primeros pobladores se situó a lo largo de la costa del Pacífico, la llamada ruta costera. Los seguidores de esta teoría indican que las primeras migraciones pudieron utilizar embarcaciones para moverse desde las islas del Pacífico aprovechando los recursos marinos y viajando a mayor rapidez que por la ruta terrestre. Esta teoría explica la presencia de sitios antiguos en la línea costera del Pacífico tan al sur como lo es Monte Verde en Chile y en las islas bajacalifornianas, donde se ha observado una utilización especializada de los recursos marinos. Aunque se han descrito yacimientos arqueológicos que proporcionan resultados consistentes con esta teoría, se calcula que una significativa cantidad de sitios podrían estar ahora sumergidos haciendo difícil su estudio.

 

Algunos investigadores sugieren que quizás la migración no se dio de norte a sur sino más bien en sentido contrario aprovechando las capas de hielo que conectaron a Australia con América; sin embargo, se necesitan más evidencias para dar sustento a esta teoría.

 

Por último me resta decir que 35 años después de mis clases en primaria, los estudios han abierto nuevas explicaciones de cómo llegaron los primeros pobladores a América y será necesario muchos estudios más antes llegar a una conclusión sobre este tema.

 

*La autora es investigadora en Arqueozoología del Cinah-BC.

Comentarios