CULTURA

Muere el escritor Fernando del Paso

El autor absoluto que dejó marca en múltiples generaciones de narradores con sus “catedrales literarias”, falleció a los 83 años
jueves, 15 de noviembre de 2018 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Fernando del Paso Morante (1935-2018), el innovador, renovador de las formas de la novela; la mente lúcida y congruente que nunca guardó silencio; el autor absoluto que dejó marca en múltiples generaciones de narradores con sus “catedrales literarias”, falleció a los 83 años.

Fue un autor sin punto final, con un legado que se extenderá más allá de su muerte, resumió Elena Poniatowska, su colega y amiga por más de medio siglo y con quien compartió el honor de haber ganado el Premio Cervantes, él en 2015 y ella en 2013, el máximo galardón literario de la lengua española.

Una mente congruente
Del Paso fue internado de emergencia en un hospital tapatío el martes por diversas complicaciones de salud, y murió a las 9:05, según notificó su hijo Alejandro.

“Es una gran tristeza. Fernando le dio a México, además de una cauda de palabras maravillosas, una actitud política siempre congruente”, expresó Poniatowska.

Y en ese sentido fue un faro, añadiría Paco Ignacio Taibo II.

“De repente, los escritores a los que quieres se están muriendo, y es una sensación como de que se está creando un vacío en torno tuyo”, reflexionó. “Todos ellos, incluido, desde luego, Del Paso, son figuras entrañables, no sólo escritores que te dejaron una huella muy profunda, sino escritores con los que había una relación de afinidad, de cariño, de simpatía; escritores que habían construido la gran trinchera moral del México del desastre de los últimos años”.

Para el escritor Élmer Mendoza, su mejor enseñanza como autor fue la disciplina y rigurosidad del oficio.

“La gran lección que me dio cuando era joven es que había que tomar el toro por los cuernos: ‘Si vas a ser novelista ponte a escribir; las novelas no se escriben en los cafés ni en los bares, sino en un lugar frente a una maquina’, me dijo, y me contó que escribía tres horas en la mañana”.

Un creador universal
Del Paso nació el 1 de abril de 1935 en la Ciudad de México. Quiso ser médico, pero la aversión a la sangre lo llevaron a estudiar Economía y Literatura en la UNAM. Desde muy joven sus intereses fueron múltiples, y escribió poesía, teatro, ensayo y narrativa.

El escritor Juan Villoro consideró que lo que muere con Del Paso es todo un mundo literario.

“Dejó tres novelas que son catedrales de la prosa, en un lenguaje musical, irónico, profundamente inventivo y que tocan temas muy diversos”, expresó.

José Trigo, Palinuro de México y Noticias del Imperio son ya fundamentales para la literatura.

Y es su obra es “deslumbrante” y “asombrosa”, con una riqueza léxica y de construcción sintáctica que maravillaba, recordó Jaime Labastida, Presidente de la Academia Mexicana de la Lengua, de la que el escritor formaba parte.

“Se va el último renovador, el último gran pensador de la literatura mexicana y el más grande. Hay muy pocos escritores que corrieron los riesgos de Del Paso. Él dejó en claro que los personajes podían ser poliédricos, se atrevió a demostrar que en una novela cabían muchos lenguajes, no solamente uno”, relató el escritor Emiliano Monge.

“Era uno de nuestros candidatos a obtener un Premio Nobel. Eso da una idea de una percepción lectora, de una lectura, para ser más precisos, de la obra de Del Paso”, añadiría Eduardo Langagne.

Comentarios