CULTURA

Invitan a leer en Macondito

Esta semana se lanzó en Mocorito el Plan Nacional de Lectura, el cual busca inculcar valores y moral a la población y conseguir el bienestar del alma
jueves, 31 de enero de 2019 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Mocorito, Sinaloa

Mocorito es, desde hace casi dos décadas, humilde santuario de la obra de García Márquez, quien auspició aquí un círculo de lectura; algunos sinaloenses ya lo rebautizaron como Macondito, y es fama que hace décadas era conocido como “la Atenas de Sinaloa”.

Al presentar el Plan Nacional de Lectura, el presidente Andrés Manuel López Obrador cita al apóstol Mateo, que asentó que no sólo de pan vive el hombre.

El mandatario explica que su Gobierno promoverá la lectura para inculcar los valores y la moral a la población y conseguir el bienestar del alma, e insiste en que la comodidad material no lo es todo; como si predicara, fustiga los lujos y la acumulación.

“Tenemos que sacar adelante al país regenerando la vida pública, imprimiendo valores, haciendo ver que se puede ser feliz si se piensa en los demás, que la felicidad no sólo es acumular bienes materiales, dinero, fama, títulos”, dice, en la tierra del Chapo Guzmán.

México no lee
Eduardo Villegas, coordinador de Memoria Histórica, cita la “vergonzosa” posición de México: ocupa el lugar 107 de 108 países evaluados en hábitos de lectura por la ONU.

El encargado de despacho del Fondo de Cultura Económica, Paco Ignacio Taibo II, considera que la gente no lee porque los libros son caros, por lo que anuncia la producción de libros de 10 pesos y la apertura de 130 librerías en todo el país.

Cuando termina el evento, 2 mil ejemplares gratuitos de una biografía del general Rafael Buelna -originario de Mocorito- se esfuman entre los asistentes; algunos, disgustados, se van sin libro.

A unos metros del templete, en el kiosco, un grupo de jóvenes tendió lazos y en ellos colgó con pinzas hojas con frases de escritores impresas. Taibo entró, admirado. Entre las oraciones de Machado, Pessoa, Borges y Cicerón, había una atribuida al propio Taibo, que acaso vio: “Nos meteremos en sus sueños: seremos su peor pesadilla”.
 

Comentarios