Vida

Editoriales al rescate

sábado, 17 de octubre de 2020 · 01:04

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Cancelada la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij) 2020, ante la pandemia de Covid-19, el gremio se dio a la tarea de llenar el vacío y lanzar la LIJ Contigo, a realizarse el próximo mes.

La iniciativa se gestó desde la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) y abraza a las librerías, de modo que las cadenas y establecimientos participantes en el país incrementarán su oferta del 1 al 30 de noviembre al incluir nuevos sellos.

Vía telefónica, Mónica Bergna, quien encabeza el Comité de Libros Infantiles y Juveniles (Colij) de la Caniem, anuncia que están representadas 56 editoriales.

Y en cuanto a cadenas o librerías, están proyectadas por lo menos una veintena.

Es solo una pausa
El Fondo de Cultura Económica (FCE) y la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura, entidades organizadoras de la Filij, informaron el pasado 29 de agosto que la pandemia, según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud y de las propias autoridades sanitarias, no concluiría antes de finalizar el año, por lo que no había condiciones para llevar a cabo sin riesgo de contagios, el tradicional encuentro librero, programado para noviembre tanto en la Ciudad de México como en Mérida, Yucatán, y la zona metropolitana de La Laguna, entre Coahuila y Durango.

“Hemos tratado de encontrar una fórmula para poder, no suplir, pero por lo menos que no se sienta vacío de ese espacio (de la Filij)”, dice Bergna, editora de Alboroto que asumió el pasado 1 de octubre la presidencia del Colij. “No se va a sentir igual, pero no es un año igual a los otros”.

Pero Bergna, premiada en la Feria de Bolonia, observa ventajas: si en años pasados la Filij se centraba en la Ciudad de México, esta vez con el esquema virtual alcanzará a todo el país.

La iniciativa ha recibido tal aceptación, que hasta el FCE se sumó a ella, con la organización del Festival de Literatura Infantil y Juvenil, programado del 12 al 16 de noviembre y a llevarse a cabo de manera virtual, y del cual aún no se detalla su programación.

Erika Olvera, de Leetra, prefiere no hablar de una cancelación de la Filij, que este año hubiera cumplido 40 años, sino solo de una pausa.

“(La LIJ Contigo) es una opción que se está planteando para no perder contacto con nuestros lectores ni con nuestros colegas; la gente que es profesional del libro que pueda tener un espacio de formación como lo ha tenido (en la feria)”, argumenta.

Solidaridad con el gremio
La iniciativa de Caniem se presenta como una alternativa para tratar de rescatar al sector, opina, por su parte, Mauricio Volpi, de Nostra Ediciones. “Si funciona, excelente. Yo lo que he visto es que las ferias virtuales, en lo financiero, nada”.

Pero su presencia, acota el editor, es para mostrar solidaridad con el gremio.

Olvera coincide en que las ferias en formato virtual, aunque se organizan lo mejor posible, las ventas no son las esperadas.

En la Fiesta del Libro y la Rosa virtual, ejemplifica, su sello vendió sólo un ejemplar.

“Tenemos que hacer algo para que las ventas suban en este formato, pero creo que nuestro objetivo principal es formar lectores”, insiste Olvera.

A la LIJ Contigo no podría faltar la decana de la literatura infantil, Cidcli, que cumplió 40 años en septiembre.

Su presencia es una forma de apoyar una iniciativa gremial que pone por delante la formación de lectores.

“La Filij es la feria, pero también es la feria de la convivencia, de ir a correr, de ir a jugar. Eso desgraciadamente no lo podemos sustituir, pero se procurará tener eventos que sean lo más gratos posibles”, dice Elisa Caballero, de Cidcli, aunque la editorial tampoco ha vendido en las tres o cuatro ferias virtuales a las que ha asistido desde el confinamiento que trajo la cancelación en cascada de las ferias y su traslado a la esfera virtual.

El sello, entonces, decidió dar un paso adelante con el lanzamiento de CIDclick.com, su tienda virtual, donde no sólo pone a disposición sus propios títulos sino también de otros fondos, como Tecolote, El Naranjo, La Cifra, Trilce y Amaquemecan.

Con mejor suerte han corrido las presentaciones virtuales de libros, según la experiencia de Olvera; si en transmisiones en vivo se conectan unas 20 personas, en los siguientes días, las visitas pueden superar las 4 mil vistas.

“Eso es algo que el formato presencial no permitía antes bajo ninguna circunstancia”, acota.

La LIJ Contigo mantendrá presente el espíritu lector entre niños y jóvenes ante el hueco que deja la Filij.
 

 

 

Comentarios