Meta Deportiva

Bateador a la medida de sus sueños

Japhet Isidro Amador Hernández, mejor conocido como “El Gigante de Mulegé”, ha conectado casi 350 bambinazos -169 de ellos con Diablos Rojos- y remolcado más de mil 100 carreras en México, Estados Unidos y Japón
martes, 13 de agosto de 2019 · 00:00

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net |Ensenada, B. C.

Al cumplir la mayoría de edad, Japhet Isidro Amador Hernández fue observado en Ensenada por scouts de Tigres de Quintana Roo.

A final de cuentas su desempeño no logró convencer a Jorge Calvo, quien lo descartó sin imaginar que, con el paso de los años, ese prospecto se convertiría en un histórico del odiado rival, Diablos Rojos del México.

En el proceso, el cañonero se integró a las filas de Tacos Don Zefe en el Torneo Oficial 2006 de la Liga Industrial Comercial de Ensenada, donde fue dirigido por Claudio “Kawi” Palacios (qepd).

Después de 13 años, el Gigante de Mulegé ha disparado casi 350 bambinazos -169 de ellos con Diablos Rojos- y remolcado más de mil 100 carreras en México, Estados Unidos y Japón.

En la lista de éxitos de Japhet se incluyen campeonatos conseguidos en la Liga Mexicana de Beisbol y la del Pacífico.

INICIOS
En su natal Mulegé, Amador Hernández empezó a regar batazos por todos los sectores de los diamantes a los nueve años.

“Vengo de una familia muy beisbolera que desde niño me inculcaron el amor por este deporte, y gracias a eso soy lo que soy ahorita y les agradezco el apoyo que me han brindado”, puntualizó.

Dos años más tarde ya estaba representando a su estado en eventos nacionales, y a los 15 hizo su presentación en la Primera Fuerza, “con el equipo del pueblo”.

“Después me dieron la oportunidad de venir a jugar a Ensenada a la Liga Industrial Comercial con la familia Mancilla, me invitaron y contento de haber aceptado esa nueva experiencia en mi carrera, que me ayudó como pelotero, aprendí muchas cosas con gente de Liga Mexicana y luego firmé profesionalmente para ir a Veracruz”, detalló.

Abelardo Vega, Carlos Esqueda y Urbana Márquez, scouts de Petroleros de Minatitlán fueron quienes confiaron en su talento.

Ya avanzado el calendario 2009 de la Liga Mexicana de Beisbol, ‘Mina’ negoció a Japhet a Rojos del Águila de Veracruz.

El sudcaliforniano no defraudó a la directiva veracruzana al ser designado Novato del Año, mérito que le valió ser seguido de cerca por las potencias del circuito veraniego.

“A la siguiente temporada (2010) me cambiaron a Diablos Rojos y ahí despunta mi carrera, ya tengo bastante tiempo con ellos, me permitieron ir tres años al beisbol japonés y ya estoy de regreso”, resaltó Amador.

En su tercera etapa con la organización “escarlata”, el cuatro veces convocado al Juegos de Estrellas de la LMB y ganador de un derby de cuadrangulares, ha sacado 24 pelotas del parque y empujado 101 carreras.

AVENTURA ‘NIPONA’
Amador Hernández, poseedor de una corpulencia y poder que suele llamar la atención de la fanaticada japonesa, se convirtió en uno de sus peloteros favoritos.

Enfundado en la franela de Tohoku Rakuten Golden Eagles en parte de tres temporadas -2016 a 2018-, detonó 52 tablazos de cuatro esquinas.

“Se extraña un beisbol fuerte, competitivo, de aprendizaje, en lo personal, estaba muy contento allá, lamentablemente hay cosas que suceden y aunque pude volver, una lesión que tengo desde el invierno pasado no me ha dejado”, explicó.

Por esa razón, agregó, “opté por no ir para no borrar todo lo que he hecho bien, son decisiones que se toman para no dañar la trayectoria, siempre trato de ir en óptimas condiciones y entregarme al 100 por ciento”.

Japhet Amador también pasó tiempo en las sucursales de Astros de Houston, intentando trazar su camino rumbo a las Grandes Ligas hasta que fue dejado en libertad.

En 2013 recibió el nombramiento de Regreso del Año al concluir con .368 de bateo, 36 leñazos a la calle y 121 carreras producidas, mientras que en 2015 se voló la barda en 41 ocasiones.

DESEO CUMPLIDO
Una de las asignaturas pendientes del jugador de 1’93 metros, quien jugó el Clásico Mundial en 2017, era coronarse en la Liga Mexicana del Pacífico.

En la campaña 2018-2019, Charros de Jalisco venció en la final a Yaquis de Ciudad Obregón, y portó la representación de México en la Serie del Caribe.

“Ya había ganado campeonato con Diablos Rojos en 2014, pero este es especial, ya que en Charros teníamos años batallando y con finales perdidas, gracias a Dios lo logramos, y la verdad agradecido con la directiva y afición por todo su respaldo, sobre todo con mis compañeros por el entusiasmo y ánimo que le pusieron”, ponderó.

SE SOMETERÁ AL BISTURÍ
Una vez finalizado su compromiso con Diablos Rojos, adelantó, “estoy casi listo para entrar al quirófano a operarme el talón de Aquiles y esperar el próximo año o si puedo estar listo e incorporarme a Charros; así lo haré, de no ser así, buscaré rehabilitación y a esperar”.

LIGA MEXICANA
El arribo de ex ligamayoristas a la Liga Mexicana de Beisbol, consideró, sirve para aumentar la calidad de pelota en el país.

“Se mira una liga más fuerte, con peloteros de renombre que llegan a darle auge y eso es algo que a la afición le gusta, ir a ver a este tipo de jugadores, gracias a los dirigentes que se preocupan por el crecimiento de nuestro beisbol”, expuso.

FICHA:
Nombre: Japhet Isidro Amador Hernández
Fecha de nacimiento: 19 de enero de 1987
Lugar de nacimiento: Mulegé, Baja California Sur
Estatura: 1’93 metros
Peso: 140 kilos

EQUIPOS:

  • Liga Mexicana de Beisbol: Petroleros de Minatitlán, Rojos del Águila de Veracruz y Diablos Rojos del México
  • Liga Mexicana del Pacífico: Algodoneros de Guasave y Charros de Jalisco
  • Sucursal AAA de Astros de Houston: Oklahoma City RedHawks
  • Japan Eastern League: Tohoku Rakuten Golden Eagles


 

Comentarios