META DEPORTIVA

Conmueve a ‘Andy’ visita al Topo Chico

Ruiz acudió a las finales del torneo de box “Guantes por la Paz”, pero al llegar al sitio recordó que un tiempo también estuvo detenido y le dio un mensaje positivo a los presentes
jueves, 12 de septiembre de 2019 · 00:00

Agencia Reforma
Monterrey, Nuevo León

El boxeador mexicano del momento, Andy Ruiz, ya demostró que arriba del ring es una fiera, pero ayer dejó ver su máxima cualidad: la humildad.
A unos días de que el Penal de Topo Chico cierre sus instalaciones luego de 70 años, el campeón Mundial Pesado hizo de lado el festejo por su cumpleaños 30 para meterse al corazón de los internos con un mensaje de aliento.
Ruiz acudió a las finales del torneo de box “Guantes por la Paz”, pero al llegar al sitio recordó que un tiempo también estuvo detenido y le dio un mensaje positivo a los presentes.
“Yo ya he estado en ese momento donde ustedes están, pero cambié”, señaló. “Estaba en las malas y en las buenas también, pero creyendo sólo en Dios y en el boxeo me cambió la vida.
“Me da mucho gusto estar aquí con ustedes y hablar un poco de mi vida y lo que pasó. Cambié creyendo en mí, nadie creía en mí, nadie pensaba que iba a ganar porque estaba gordito, pero no, pegaba duro y tenía ese sueño de ser el primer mexicano campeón del mundo (en Peso Pesado) y gracias a Dios logramos eso.

¡ÁNIMO CABRONES!
“Entonces sí se puede, a los que salgan hagan algo positivo. Yo sé que es duro, pero sí se puede, todo es posible, todo se puede hacer, pero ánimo, cabrones... ¡gracias a todos!”.
Ruiz saludó a muchos internos de mano, se tomó fotos y firmó autógrafos, incluso pidió ir a uno de los edificios de dormitorios donde varios reos lo vitoreaban a lo lejos a través de las ventanas y acudió hasta el interior del lugar a saludarlos.
Observó dos de las cinco peleas del torneo de box e incluso le dio consejos a un pugilista interno del Penal de Apodaca.
Ruiz se mostró humilde, muy cercano con la gente, con los policías, pero en especial con los presos, quienes también le mostraron su cariño y admiración.

ASÍ LO DIJO
“Cambié creyendo en mí, nadie creía en mí, nadie pensaba que iba a ganar porque estaba gordito, pero no, pegaba duro y tenía ese sueño y gracias a Dios lo logramos”.
Andy Ruiz Jr, campeón mundial peso completo

 

 

Comentarios