Meta Deportiva

Cita con el recuerdo #4

Entre las reglas que los beisbolistas agradecen que ya no existan, se encuentra la de requerir nueve bolas para recibir una base por bolas
lunes, 18 de octubre de 2021 · 01:55

Héctor Barrios Fernández/COLABORACIÓN
Ensenada, B. C.


Batear el ciclo no es cosa fácil, sencillo, doble, triple y cuadrangular.

El de Mexicali Armando Murillo fue el primero en lograrlo en la liga de invierno jugando para los Ostioneros de Guaymas.

Eso sucedió el 29 de diciembre de 1963 contra los Naranjeros de Hermosillo.

Celerino Sánchez, Eduardo Jiménez, Ricardo Saenz, José Manuel Rodríguez, Sergio Contreras y otros también lo lograron, Murillo fue el primero en hacerlo.

En especial recuerdo el logrado por mi admirado y estimado amigo el empalmense Rodolfo “Rudy” Hernández, quien en las paradas cortas de los Mayos de Navojoa en juego de diez innings lo lograra el 14 de octubre de 1972 frente a los Venados de Mazatlán.

Rudy además de los Mayos, defendió el short stop y segunda base de equipos como Yaquis, Ostioneros, Tomateros, Venados, Potros, Charros de Jalisco y Medias Blancas de Chicago.

Tucker Ashford y Ramiro Guzmán también pasaron a la historia al lograr batear el ciclo.

EVOLUCIÓN EN REGLAS
En 1845 Alexander Carthwright escribió las primeras 20 reglas para el beisbol, jugado por su equipo los Knickerbockers de New York.

Estas reglas han evolucionado en las del beisbol actual.

Se incluía la de 90 pies entre base y base y la que le da 3 outs por inning a cada equipo.

Hasta 1884 la regla permitió que los lanzadores lo hicieran por arriba del brazo, ya que hacerlo por abajo les producía cierta irritación.

Sin embargo en esos años algunos pitchers completaron hasta 70 juegos en una temporada.

A partir de 1887 los bateadores ya no pudieron señalarle con el bat al lanzador a qué altura querían que se les hiciera la pitcheada.

A partir de 1889 se estableció la regla de 4 bolas y 3 strikes, haciendo una gran diferencia cuando en 1879 se requerían 9 bolas para recibir una base por bolas.

Desde 1893 los pitchers lanzan la pelota desde una distancia de 60 pies 6 pulgadas en lugar de hacerlo desde 50 pies como era en años anteriores.

En 1890 el beisbol se torna ruidoso y agresivo.
Las peleas entre los jugadores son pan de cada día y los insultos y agresiones a los umpires también.

Esta tendencia continuó hasta principios del siglo XX.

RÉCORDS IMPUESTOS
El hombre conocido como el “Mago de Oz”, Ozzie Smith obviamente pertenece a esta lista de grandes fildeadores.

Ozzie impuso récords para Grandes Ligas en asistencias y doble plays para un campo corto.

También era dueño de una impresionante maroma en el aire y hacia atrás, la cual hacía dentro del terreno de juego en los días de apertura de temporada, juegos de estrellas y cuando se le ocurriera.

En 1901 la Liga Nacional creó la regla de que los batazos de foul contaban como strikes, la Liga Americana aceptó esta regla hasta 1903.

A partir de 1920 queda prohibido para los pitchers, lanzar la “pelota ensalivada” la cual aparte de saliva también se le agregaba jugo de tabaco y otras sustancias que no solamente alteran su viaje, sino que la pueden oscurecer haciendo más difícil de ver.

Hoy se ha puesto muy de moda esta forma de hacer trampa.

Después de aproximadamente 100 años en que los parques de pelota podían variar hasta en 150 pies en cuanto a sus dimensiones, en 1958 son establecidas las nuevas distancias para los construídos a partir de ese año, 325 pies a los postes de foul y 400 a la barda del centro filder.

Para medir la velocidad de su lanzamiento, Feller tiró la pelota justo cuando la motocicleta pasaba junto a él a una velocidad de 86 millas por hora.

El lanzamiento de Feller, cómodamente llegó primero que la motocicleta a su destino.

Y fácilmente la velocidad de la pelota fue calculada por los especialistas en 98.6 millas por hora.

La Liga Americana incrementó su calendario de juegos de 154 a 162 juegos en 1961, la Liga Nacional hizo lo mismo al año siguiente.

Joe Louis Reliford, niño de color, me recuerda un poco el caso de nuestro Benjamín “Papelero” Valenzuela.

Joe sentía que tenía que ayudar a su madre en la economía del hogar.

Se convirtió en bat boy de los “Pioneers” equipo profesional de la liga estatal de Georgia.

El equipo iba muy mal y no tenía un jugador interesante.

Durante un juego el público comenzó a corear el nombre de ¡Joe, Joe, Joe!

El manejador volteó a verlo y le pidió que tomara un bat y lo envió de emergente.

El lanzador contrario le lanzó incluso más duro.
Joe sacó un fuerte batazo, el tercera base realizó una excelente jugada y lo sacó por un paso.

A los 12 años, 234 días se convirtió en la persona más joven en participar como jugador profesional.

Buck O’Neil, nieto de un esclavo, hijo de un trabajador de aserradero, jugó para los Gigantes de Miami, Gigantes de Schereveport, Medias Rojas de Memphis y Monarcas de Kansas City.

Fue compañero de Satchel Paige.
En una ocasión estuvieron en Drum Island, lugar en donde subastaban a los esclavos y donde subastaron a sus abuelos.

Floyd (Bill) Bevens.
La temporada de 1947 con los Yanquis tuvo récord de 7-13.

Lanzaba en el cuarto juego de la Serie Mundial Vs los Dodgers.

Novena entrada score 2-1 favor Yanquis pero Floyd no había permitido hit en ocho entradas.

Los Dodgers anotaron con 2 bases por bolas, sacrificio y rola al cuadro.

Sacó el primer out del noveno, base a Furillo, Gionfrido corre por él, retira el segundo out.

A un out del primer sin hit en Serie Mundial.
Pete Reiser batea por el pitcher, Gionfrido roba segunda y se ordena base por bolas intencional Reiser, representaba la carrera del gane, la décima que otorgaba Bevens en el juego.

Miksis corre por Reiser.

Cookie Lavageto batea por Stanski.
Al lazamiento 137 de Bevens en el juego, Lavageto conecta doblete anotando Gionfrido y Miksis con la carrera del gane.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com 

Pláticas de Béisbol, interesante charla en:

https://www.youtube.com/watch?v=IwLNmdSMqx0 

Galería de fotos

Comentarios