Meta Deportiva

Continúa el legado

Eric Hare Olvera jugó durante 13 temporadas en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, tras formarse en Estados Unidos
sábado, 19 de enero de 2019 · 00:00

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net |Ensenada, B. C.

El guanajuatense, Eric Hare Olvera, heredó de su padre el talento y amor por el baloncesto, deporte que lo llevó a trascender a nivel nacional e internacional.

De la mano de Freddie Lee, ex elemento de la Universidad de Nebraska en la NCAA y Harlem Globetrotters, Eric empezó prepararse para escribir su propia historia.

Luego de llevar una vida tranquila y concluir sus estudios de secundaria en su natal San Miguel de Allende, recibe una beca para ingresar a McKinney High School en el estado norteamericano de Texas.

Posteriormente es reclutado para participar en NCAA, vía la Universidad de California en Santa Bárbara, y un año después es transferido a Albertson College en Idaho, donde concluye la licenciatura en administración de empresas.

Entre 2001 y 2003, representó a su escuela en la Asociación Nacional de Atletas Intercolegiales, NAIA, por sus siglas en inglés.

Al graduarse, inicia su andar por la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, en la cual se mantiene 13 temporadas.

Hare perteneció a Algodoneros de la Comarca, Lobos Grises de la Universidad Autónoma de Durango, Lechugueros de León, Correcaminos de Ciudad Victoria y Ángeles Guerreros de Acapulco.

En la campaña 2005-2006 fue una de las figuras de Lobos, campeón de la Copa Independencia, -que se jugó de manera simultánea a LNBP- tras derrotar a Halcones Rojos de Veracruz.

Mientras que en Cibacopa, el dos veces Jugador Más Valioso, formó parte de Pioneros de Los Mochis y Paskolas de Navojoa.

Ese mismo año recibió el llamado a la Selección Nacional de México para disputar el Pre Mundial en República Dominicana.

INFLUENCIA DE SU PADRE
El referente deportivo dentro de la familia Hare Olvera fue Freddie Lee, ex integrante de los legendarios Harlem Globetrotters.

“En mi casa había mucho basquet, el ejemplo de ver a mi padre y las experiencias de vida que nos contaba nos hizo trabajar más fuerte”, apuntó.

Además, agregó, “de tener visión y entrenar diferente, no sólo levantar pesas, nos ponía a subir cerros con mochilas llenas de piedras, mil saltos diarios con la cuerda, detallitos que si me separaban de la competencia”.

Mark Weir, responsable del programa de baloncesto en McKinney High School es otro de los personajes que aportó al crecimiento de Eric Hare.

“Mi coach de prepa en Estados Unidos es una leyenda en Texas, él me enseñó mucho el hábito de trabajo, dar el extra, la disciplina; es el mejor amigo de Bobby Knight de Indiana, así que ya se imaginarán, era un poquito gritón pero todos sus ex jugadores son gente de éxito”, expuso.

El empresario de 1’96 metros, recordó que a los 13 años “ya estaba de esa estatura y me colocaban como poste”, sin embargo, en la Unión Americana “comencé a botar, aprender los fundamentos, luego llegando a la Universidad encontré gente más alta y un coach de tiro me ayudó, así que fui de 5,4, 3 hasta 2 en la selección, de guardia hasta poste”.

En la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, resaltó, “defendí a Horacio Llamas, Víctor Ávila, Enrique “Palmita” González, y lo hacía bien porque tenía experiencia con el trabajo de pies”.

Tras 13 exitosos años en LNBP, Eric Hare Olvera sale del retiro para aceptar una invitación en la Liga Estatal de Chihuahua.

“Es una liga muy competitiva y aunque hice pretemporada, por todo el descanso, el primer partido me lesiono el tendón de Aquiles haciendo una pantalla y pasé toda la temporada en muletas, primero como asistente y terminé como coach”, guiando a su equipo a lograr 10 triunfos consecutivos.

En ese lapso, pudo dar un giro de 180 grados al equipo, convirtiéndolo en “la mejor defensa de la liga y los tres años siguientes, el dueño me llamaba y así fui agarrando más experiencia hasta que nació mi hijo y decidí dedicarle más tiempo y estar cerca de casa”.

“Necesitaba basquet, pensé abrir una academia ya que me gusta ayudar a niños y jóvenes, y por recomendación de mi esposa, llevé mi currículum a Universidad Anáhuac Xalapa”, institución en la que se hace cargo del representativo juvenil varonil desde hace seis meses.

La quinteta “felina”, explicó, “no había clasificado a algún torneo importante, es por eso que realizamos ajustes defensivos, nos enfocamos también en el acondicionamiento físico, cambió la mentalidad de los muchachos, se dieron las cosas y ahí están los resultados”.

En el Nacional 2018 efectuado en Zacatecas, a pesar de una serie de complicaciones, Leones consiguió el cuarto lugar.

“Se nos descompuso el camión, perdimos el primer partido pero para pasar a la final íbamos arriba por 12 puntos y se nos cayó todo, aunque queda de manifiesto que esto es deporte de conjunto, no de individualidades”, enfatizó.

Con la finalidad de mejorar su ubicación en el ranking del país, adelantó, “necesitamos reclutar, viendo el potencial de Walter Soto y conociendo la labor Jorge Soto, optamos por ir a donde los hacen”, razón por la que, junto a Alfredo Hernández Lobato, entrenador de la Selección Mayor de Anáhuac Xalapa, visitaron Ensenada.

“No sólo necesitamos buenos jugadores, buscamos estudiantes sobresalientes para que no se me vayan como sucedió este semestre en que cuatro muchachos, dos de ellos de buen tamaño y defensa, salieron ya que bajaron su rendimiento académico”, concluyó.

FICHA:
Nombre: Eric Hare Olvera
Fecha de nacimiento: 1 de noviembre de 1979
Lugar de nacimiento: San Miguel de Allende, Guanajuato

Comentarios