Meta Deportiva

Bateador de poder

Julián Lamberto Arenas Rodríguez, pasó a la historia del beisbol estatal y nacional por conectar cuadrangulares en partidos decisivos
sábado, 5 de enero de 2019 · 00:00

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net |Ensenada, B. C.

Durante las transmisiones radiales del Campeonato Estatal de Beisbol de Primera Fuerza de 1993, Rogelio Escobar Zaragoza bautizó a Julián Lamberto Arenas Rodríguez como ‘hombre récord’.

El reconocido cronista, a través de los micrófonos de Radio Fiesta XESS 1040 AM, estación oficial de la Liga Municipal de Ensenada, se encargó de narrar las demostraciones de poder brindadas por el cañonero en camino al primer título de la Máquina Roja en 31 años.

La primera víctima del antesalista fue José Silva, quien llegaba como refuerzo de la Liga Amateur de Tijuana, con credencial de prospecto de Azulejos de Toronto y resultó “raspado” con par de leñazos de vuelta entera.

Unos días después, Arenas Rodríguez se ganó el mote de ‘hombre récord’ al hacer pedazos al pitcheo de la Liga Municipal de Tijuana, castigándolo con seis tablazos a la calle.

Luego de obtener dos campeonatos con el organismo “rojo”, emigró a la Liga Industrial Comercial para continuar sumando victorias.

El ensenadense, quien fue dirigido por Jorge Calvo, Alberto Mancilla Ponce y Adrián Manjarrez, vistió la franela tricolor en el Mundial Juvenil de Veracruz, también llegó a realizar pretemporada con Palm Springs Suns de la desaparecida Western Independent Baseball League.

FAMILIA BEISBOLERA
“Vengo de una familia 100 por ciento beisbolera y mis inicios fueron a los siete años en la Liga Municipal jugando en el campo del Sullivan”, apuntó.

De la mano de su padre Adalberto, quien “con Canam me llevó prácticamente toda mi etapa infantil y juvenil”, y su tío Alejandro, responsable de debutarlo en la Primera Fuerza, Julián fue colocando su nombre en un lugar importante dentro de la pelota local, estatal y nacional.

Mientras esperaba que el resto de sus compañeros ascendiera a la máxima división, “subí a Primera Especial con el equipo Casamar de Arturo “Cachi” Angulo, una persona que me enseñó bastante y estoy muy agradecido con él”, recordó.

A los 16 años se reintegra al club que lo vio nacer deportivamente, y ahí se empezó a escribir su historia.

En ruta al bicampeonato estatal -1993 y1994-, Julián Arenas vivió momentos que quedaron grabados en la memoria de los aficionados de la Liga Municipal de Beisbol de Ensenada.

“Era martes o miércoles cuando se mencionó mucho que venía José Silva a tirarnos, así que apretamos los entrenamientos, que en ese tiempo eran formales y fuertes, y al momento del juego le pegué jonrón en los dos primeros turnos y ganamos la doble jornada a Tijuana Amateur”, resaltó.

Dos semana más tarde, Arenas Rodríguez gozaba de una tarde de media docena de “bambinazos” ante el representativo de la Liga Municipal de Tijuana para liderar el ataque la Máquina Roja.

“Asistí a varios nacionales infantiles y juveniles y a seis de Primera Fuerza”, informó el integrante del grupo campeón en Oaxaca hace 34 años.

En casi 15 años de militancia en la Liga Industrial Comercial, donde consiguió tres coronas estatales de Primera Fuerza (2002, 2007 y 2008) fue figura de Mariscos Bahía y Octopus.

PRIMERO LOS ESTUDIOS
A pesar de ser tentado por Tecolotes y Sultanes, novenas interesadas en llevarlo a la Liga Mexicana de Beisbol, el porteño, ex elemento de Publicidad Márquez, priorizó los estudios.

“Al terminar un nacional recibí invitaciones de Nuevo Laredo cuando Jorge Calvo -quien era mánager y scout- me traía en la mira y Sultanes de Monterrey, pero iba en la prepa y decidí no dejar la escuela, gracias a Dios terminé mi carrera”, puntualizó.

SUEÑO AMERICANO
Concluía la década de los noventa cuando Julián aceptó incorporarse a Palm Springs Suns de la Liga Independiente Western Baseball.

“Me fue bien en las prácticas y afortunadamente me quedé toda la pretemporada”, sin embargo, “a punto de arrancar la temporada no me dieron contrato y regreso a Ensenada; siempre queda la espinita de qué habría pasado pero me siento contento con los logros cosechados y con mi familia”, señaló.


AUTOANÁLISIS
“En el bateo fui muy constante combinando promedio y poder, ya que bateaba jonrones, tuve buena defensa en tercera base y como fielder, el brazo estaba bien, no era rápido al correr la bases pero tampoco lento, es por eso que las organizaciones profesionales se fijaron en mí, me considero un pelotero completo”, enfatizó.

El entrevistado, agregó que “era un jugador que entrenaba, centrado y enfocado en mis objetivos, tranquilo, y la humildad siempre estuvo ahí, y a los jóvenes puedo recomendarles que se preparen, eso es clave para perseguir sus sueños y metas”.

“En mi trayectoria, Arturo “Cachi” Angulo, Alejandro Arenas y Alberto Mancilla me apoyaron y me enseñaron bastante, obviamente, también le doy las gracias a mis padres y hermanos por estar a mi lado”, finalizó.

FRASE
“Lo poquito o mucho que hice ahí queda, y hace tres años me retiré debido a que en ocasiones nos tocaba jugar el mismo día a mi hijo de 13 años y a mí y siento que estaba aflojando, se quiso salir, es por eso que decidí enfocarme en él, ya que le gusta el beisbol, está aprendiendo y quiero que sobresalga”.
Julián Lamberto Arenas Rodríguez


FICHA:
Nombre: Julián Lamberto Arenas Rodríguez
Fecha de nacimiento: 2 de enero de 1976
Lugar de nacimiento: Ensenada, B. C.

 

Comentarios