Meta Deportiva

Va por la revancha a Filipinas

El boxeador ensenadense, Maximino Flores, enfrentará el próximo 25 de agosto Carlo Caesar “Too Sharp” Peñalosa, pelea en la que estará en disputa el cinturón mosca de la IBO
miércoles, 19 de junio de 2019 · 00:00

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net |Ensenada, B. C.

En su intento por ceñirse el vacante cinturón mosca de la Organización Internacional de Boxeo (IBO), Maximino Flores (24-4-2 con 17 nocauts) deberá sortear una dura prueba el próximo domingo 25 de agosto en Filipinas.

En su tercera aventura fuera de México, el púgil nacido el 4 de junio de 1991 en Ensenada, tendrá como rival al filipino Carlo Caesar “Too Sharp” Peñalosa (14-1 con 7 nocauts) en contienda pactada a 12 rounds.

En mayo de 2016 en el mismo país asiático, el pupilo de Rafael Guzmán perdió por decisión técnica ante Milan Melindo, quien sufrió un aparatoso corte en la ceja izquierda en el séptimo asalto.

En York Hall de Londres, el 7 de octubre de 2019 el británico Andrew Selby derrotó por puntos al ensenadense.

En ambas ocasiones, debido a la premura del tiempo, Max Flores y Rafa Guzmán se vieron obligados a trabajar a marchas forzadas, impedidos de realizar una concentración a conciencia.

“En esta oportunidad que se presenta, la gran diferencia es nos avisaron con tiempo para completar el programa de entrenamiento; para Inglaterra se nos avisó un mes antes y para la primera en Filipinas dos semanas, entonces, gracias al hambre que hay de triunfo, sacamos las peleas y se habló bien de nosotros”, afirmó.

BUSCAR EL NOCAUT
Sobre su próximo contrincante, dijo, “es zurdo, inteligente, boxea muy bien, ha enfrentado a gente con buenos récords, sabemos que tiene experiencia pero confiamos en nuestras posibilidades y en nuestro recorrido”.

“La preparación que llevamos es para noquear, ya que será la única manera de ganar allá, estamos enfocándonos mucho en los ganchos, hay que bajarle el aire, hacerlo que se pare porque se mueve mucho, buscar que se vaya a la lona y no debemos arriesgarnos a llegar a las tarjetas”, explicó.

Para establecer un plan de pelea, adelantó, “todo dependerá como se vaya desarrollando”, sin embargo, “gracias a mi entrenador nos adaptamos a cualquier estilo, buscaremos ir al frente, golpear al hígado, abajo, a las zonas blandas, ya que consideramos que él irá por la decisión y es lo que trataremos de evitar”.

AVALADO POR LA IBO
El título mosca que estará en juego es el avalado por la IBO, “uno de los cuatro que tiene Andy Ruiz y de salir nosotros con el brazo en alto, se abrirían nuevas puertas”.

“Para empezar, es un sueño que tiene todo boxeador, que es ser campeón del mundo, nos hablaron, arreglamos, firmamos el contrato, en la página Boxrec ya está confirmada y estamos listos para afrontar este reto”, aseveró.

Tras recibir la llamada por parte de la empresa organizadora de la función, “mi entrenador habló conmigo, analizamos, tuvimos una charla, yo la quería, debido a que es algo grande que no se dan muchas veces en esta carrera y decidí aceptarla”.

El rankeado número 15 del mundo y dos en México, agregó que, “nos contactaron directamente y creo que influyó un combate muy cerrado en el que mucha gente en Tijuana me vio triunfar frente a Dewayne Beamon, un peleador de Zanfer, en el que dos jueces dieron un empate y una tarjeta me favoreció”.

Por otra parte, señaló que contar en su esquina con Rafael Guzmán, quien ha sido su mentor durante casi 15 años, es una ventaja.

“Es un punto muy importante saber que él está a mi lado, muchos cambian de entrenador y yo siempre le he tenido la confianza, con altas y bajas pero ahí seguimos, estamos clasificados, deseosos de brindar buenos espectáculos para el público y regresar con la victoria”, puntualizó.

Cabe recordar que en enero de 2017, en Tecate, Maximino Flores venció a Ulises “Ratoncito” Lara en riña en la que estableció una marca mundial al conectar 272 impactos solamente en la séptima ‘vuelta’.

 

Comentarios