Meta Deportiva

Con el futuro en sus puños

Omar “Pollo” Aguilar Delgadillo tiene ahora el respaldo de una importante empresa boxística para demostrar que puede destacar en los cuadriláteros
miércoles, 24 de julio de 2019 · 00:00

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net |Ensenada, B. C.

Zanfer, la empresa boxística más importante de Latinoamérica, tiene proyectado que Omar “Pollo” Aguilar Delgadillo despunte hasta colocarse en la élite mundial de los pesos súper ligero.

A partir de su debut profesional, registrado el 4 de noviembre de 2017, el ganador de cinco medallas en Olimpiada Nacional, tres de ellas de oro, tiene récord de 12-0 con 11 nocauts.

De sus 12 combates, en los cuales ha tenido a su padre Omar Alejandro Aguilar Ramos en la esquina, 11 se han realizado en Tijuana y uno más en el estado de Durango.

“Desde pequeño mis papás me llevaron al futbol, al beisbol y a natación, a mi papá le gustaba el boxeo, pero nunca le dio por meternos quizá porque sabe lo difícil que es, mientras, yo miraba imágenes que él tenía y videos en YouTube, creo que sin querer me lo fue inculcando”, puntualizó.

Aguilar Delgadillo, resaltó que “nunca me he peleado en la calle, soy tranquilo”, sin embargo, su amor por el pugilismo nació a sus escasos seis años.

Poseedor de un talento natural, a los seis años capturó la atención del reconocido instructor del ex Ejido Chapultepec, Rodolfo Aparicio, quien en un principio se negaba a trabajar con el “Pollo”, debido a que “pensaba que sólo iría a jugar y no me aceptó”.

“Al cumplir siete, mi papá me acompañó de nueva cuenta y le sugirió a Aparicio que si no lo tomaba en serio los primeros días, se acababa”, detalló.

El prospecto ensenadense, agregó que “siempre he sido disciplinado y hacer las cosas bien, así que me enseñaron a pararme, algunas combinaciones y en casa, aunque apenas alcanzaba el espejo, me gustaba verme y practicar”.

Tras ganar sus dos primeros combates en el ámbito amateur, recordó, “perdí el tercero, el mismo día que mi a hermano, sin entrenar, a los seis años lo subieron al ring, también perdió y los dos salimos llorando”.

Luego de sostener alrededor de 30 de sus 250 ‘riñas’ como aficionado bajo las órdenes de Aparicio, a los 12 años se integra al gimnasio de Rafael Guzmán, con quien obtuvo dos preseas en Olimpiada Nacional.

Tras acondicionar un espacio de su casa en la unidad habitacional Pórticos del Mar, “me vine con mi papá, con quien logré otras tres medallas en Olimpiada y Festival Olímpico”.

PROSPECTO NACIONAL
Por espacio de tres años, tiempo que aprovechó para concluir sus estudios de bachillerato en Ciudad de México, formó parte del selecto grupo de prospectos concentrados en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR).

“Agarré experiencia y pulí detalles al ir a hacer sparring a los gimnasios Romanza y Pancho Rosales, entre otros, el problema es que peleaba muy poco y quería dar el salto al profesionalismo para deshacerme de la careta y buscar campeonatos”, descartando la posibilidad de asistir a Juegos Olímpicos.

Durante una visita a la capital del país, precisó, “mi papá se encontró con Marco Apodaca de Zanfer, le mostró fotos y videos, fuimos a hablar con ellos, se interesaron y firmé”.

En el entonces llamado Estadio Gasmart de Tijuana, Omar “Pollo” Aguilar recibió su primera ‘palomita’ de aprobado al derrotar antes de límite a Gonzalo Eduardo de la Cruz.

“Del 4 de noviembre de 2017 que debuté al 16 de diciembre, tuve cuatro peleas, gracias a Dios estaba noqueando en el primer round”, enfatizó.

El deportista que creció admirando a Julio César Chávez, Juan Manuel Márquez y Juan Francisco “Gallo” Estrada, mencionó que sus armas sobre el cuadrilátero son “trabajar abajo para ir mermando la condición”.

“Pienso que soy certero, tengo buena puntería, claro que se me escapan dos o tres golpes, pero tiro a la cabeza, hígado y costillas”, explicó Aguilar, quien se encuentra recuperándose de una lesión que lo mantuvo cuatro semanas inactivo.

El porteño, dio a conocer que “estaba en el cierre de mi preparación cuando me lastimé en un sparring, y primero está mi salud y evitar que suceda algo peor”.

De reponerse al 100 por ciento, “podríamos reaparecer a finales de agosto o principios de septiembre”, adelantó.

El alumno del tercer semestre de la carrera de ingeniería industrial de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) ha sabido compaginar horarios para salir adelante.

“Llega a ser estresante salir a correr muy temprano para entrar a la escuela a las siete, regresar a casa, comer, ir al gimnasio para ayudarle a los niños y entrenar de 7 a 9 pero me he ido acostumbrando”, aseguró.

Aguilar, se mostró seguro al indicar que, “las cosas llegan a su tiempo, no tengo prisa, quiero ser campeón mundial y sé que debo ir superando pruebas en México para posteriormente enfocarme en lo internacional”.

“Hay grandes peleadores en Ensenada que se quedan a medio camino, le echaré todas las ganas para que no sea mi caso, sacar la casta y demostrar que somos diferentes y con la familia como base, no pienso bajar el ritmo”, concretó.

“Mi padre, a quien admiro y respeto, nos aconseja hacer las cosas bien, no dejar nada a medias y sabemos que, junto a mi mamá, siempre estarán apoyándonos y que están aquí por nosotros”.
Omar Alejandro Aguilar Delgadillo


FICHA:
Nombre: Omar Alejandro Aguilar Delgadillo
Fecha de nacimiento: 30 de marzo de 1999
Lugar de nacimiento: Ensenada, B. C.

Comentarios