Meta Deportiva

Continúa la polémica

Dos propietarios de boletos para todos los juegos como locales de los Saints, pidieron a un juez que ordene al comisionado de la NFL revertir el resultado del juego del domingo
miércoles, 23 de enero de 2019 · 00:00

AP
Nueva Orleans

En el equivalente legal de un pase desesperado, mejor conocido como “Ave María”, dos propietarios de boletos para todos los juegos como locales de los Saints de Nueva Orleans pidieron el martes a un juez que ordene al comisionado de la NFL revertir el resultado del juego de campeonato de la Conferencia Nacional (NFC, por sus siglas en inglés), que envió a los Rams de Los Ángeles al Super Bowl, o reprogramar una repetición del mismo.

Su demanda, presentada en el tribunal estatal, señala que el comisionado Roger Goodell debe implementar una regla de la liga que rija “actos extraordinariamente injustos”. Los remedios incluyen revertir el resultado del juego o reprogramar el partido, en su totalidad o desde el momento en que el acto ocurrió.

En cuestión está la falla de los réferis de no sancionar interferencia de pase o rudeza innecesaria cuando un jugador de los Rams golpeó casco contra casco a un receptor de los Saints en un momento crucial del encuentro del domingo. La NFL aún no ha respondido. Una audiencia está programada tentativamente para el lunes, seis días antes que los Rams enfrenten a los Patriots de Nueva Inglaterra en el Super Bowl, en Atlanta.

“¿Por qué está la regla ahí si no va a ser implementada?”, cuestionó el abogado Frank D’Amico, quien presentó la demanda en el Tribunal Civil de Distrito en Nueva Orleans, en representación de Tommy Badeaux y Candis Lambert.

NO HUBO CASTIGO
Ningún castigo fue marcado luego que el jugador de los Rams, Nickell Robey-Coleman, golpeó al receptor de los Saints, Tommylee Lewis, mientras un pase se encontraba en el aire con menos de dos minutos por jugar en el tiempo regular. Un castigo hubiera significado primera oportunidad para los Saints, que podrían haberse terminado el reloj de juego y ganar con un gol de campo. En cambio, los Saints patearon el gol de campo de la ventaja con 1:41 por jugar. Los Rams volvieron para empatar con un gol de campo, antes de ganar en el tiempo extra con otro gol de campo.

La cuestión es si un error de arbitraje, incluso tan grave como este, es el tipo de “acción del club, interferencia no participante o calamidad” que amerita el remedio que los clientes de D’Amico buscan.

NFL PONDERA EXPANSIÓN DE REVISIONES EN VIDEO
Por su parte, la NFL estudia expandir las revisiones de jugadas en video, para incluir ciertas penalizaciones, como la interferencia de pase.

Dos personas con conocimiento directo de los planes de la liga informaron el martes que el comité de competencia de la liga examinará de nuevo el asunto para tratar de incluir más jugadas en las revisiones de video. En el pasado, ha considerado incluir lo que hasta ahora se consideran son decisiones a criterio de los árbitros.

El arbitraje fue nuevamente un tema de debate en el partido por el campeonato de la Conferencia Nacional. Un fallo erróneo del equipo del árbitro Bill Vinovich de una clara interferencia de pase y golpe casco contra casco por el cornerback de los Rams Nickell Robey-Coleman al wide receiver de los Saints Tommylee Lewis casi seguramente le costó el pase al Super Bowl a Nueva Orleans.

El entrenador de los Saints Sean Payton le dijo después del partido a Al Riverón, el vicepresidente de arbitraje de la NFL, que la penalización debió haber sido decretada.

“Considerando el actual clima tras lo que sucedió en Nueva Orleáns, sí, eso es algo que el comité va a examinar de nuevo”, dijo una persona. “Se habla de ello todos los años, pero no ha sido algo que los dueños de la liga hayan respaldado”.

De hecho, el poderoso comité de competencia siempre se ha opuesto a incluir los dictámenes de árbitros en ninguna forma en el proceso de revisiones en video. Cualquier cambio necesitaría la aprobación de al menos 24 de los 32 dueños, pero primero el comité tendría que recomendar los cambios.

Comentarios