Un clavo más al ataúd

domingo, 22 de marzo de 2015 · 22:02
Pumas obtuvo hoy su tercer triunfo en fila al vencer 2-1 a Puebla, en un partido en el que faltó futbol pero sobró garra y coraje.
Los felinos supieron cubrir sus carencias con la filosofía de la casa, esa que exige pelear cada balón y no dejar de luchar ni el último instante.
Justo en esos respiros finales el cuadro de la UNAM encontró la clave para darle vuelta a un gol tempranero que por momentos hizo soñar a La Franja con un triunfo de oro, sólo para dejarla con una situación más que complicada en su carrera contra el descenso.
El panorama de inicio fue alentador, pues los Camoteros necesitaron 55 segundos para irse al frente, luego de un remate de media distancia de Luis Noriega.
La escalada comenzaba para Pumas, que primero tuvo que detener las subsecuentes ofensivas camoteras, por fortuna el arquero Alfredo Saldívar volvió a cumplir, en esta ocasión le detuvo a Luis Gabriel Rey dos remates de frente durante el primer tiempo.
El empate llegó al 44’, en un cabezazo de Ismael Sosa a segundo poste tras el cobro de un tiro libre de Josecarlos van Rankin.
En el complemento y con la igualada parcial, Pumas se vio más suelto en la cancha, pero siempre le faltó la conjunción e idea al frente para redondear el esfuerzo, sin embargo no se dejó de correr.
Al mismo tiempo, Puebla cambió su postura defensiva por una más atrevida en su necesidad de ganar el partido y no rezagarse más en la Tabla de Cocientes.
Acercamientos hubo por ambos bandos, pero pocas con peligro real de gol, por lo tuvo que llegar un tiro de esquina para definir el partido.
En el cobro a balón parado, al 87’, Matías Britos cabeceó el balón para mandarlo a las redes y concretar la victoria, la cual estuvo manchada por la expulsión de Omar Islas en el agregado; poco antes Puebla se quedaba con 10 tras la roja a Alberto Acosta.
Pumas se hizo de un tercer triunfo que hizo olvidar la crisis que vivía a inicios de mes, hoy sólo se habla de aspiraciones a la Liguilla.
A La Franja le queda trabajar y rezar, pues a seis jornadas es el principal candidato al descenso.

Comentarios